Archivo:
C. Araújo y J. Torrell

Dos Mundos. Larisa Shepitko

En su obra, palpita un malestar, una angustia existencial: como un interrogante mudo, con el que Larisa Shepitko dirige su mirada hacia la sociedad rusa que quedaba cerrada por mucho tiempo: es la estagnación. En este tiempo de glaciación de las consciencias, Larisa y su compañero, Elem Klimov, siguieron levantando acta (como pudieron) del mal momento que les tocó vivir.

SUSCRIPCIÓN

Redes sociales y canales de vídeo:

Facebook

Twitter

Vimeo

ETIQUETAS

ARCHIVO