Archivo:
_Underdocs

Rocío

Este documental de Fernando Ruiz Vergara ha pasado a la historia como la primera película secuestrada judicialmente en España tras la derogación de la censura cinematográfica en 1977. A día de hoy, continúa censurada por la sentencia vigente del Tribunal Supremo de 1984 que condenaba a su autor por delitos de injurias a la figura de José Mª Reales, fundador de la Hermandad del Rocío de Jerez, a quien la película apuntaba como cabecilla de la brutal represión en el pueblo durante la guerra civil.

Banana is my Business

El documental de Helena Soldberg sobre Carmen Miranda transciende el género biográfico para proponer un lúcido análisis en clave personal de las tensiones de género, de clase y nacionales que encarnó este mito de la cultura popular brasileña.

Araya

Una película que trata de redescubrir la sonoridad insólita y arcana que late oculta en la desoladora realidad cotidiana de las salinas. Un ejercicio poético que porfía registrar y homenajear la fatiga de unos hombres y mujeres anclados en una etapa preindustrial, y que contiene un importante basamento documental. En definitiva, un canto fílmico, donde la palabra y la imagen construyen un film extrañamente bello, trágicamente hermoso.

Reflexiones de un salvaje

Vallejo se va acercando a la verdad oculta de un pueblo, nunca escrita y siempre transmitida de generación en generación. Y qué duda cabe que en esta rumorología popular, en este adentrarse en la leyenda huyendo de la sociología, encuentra el director una verdad honda y eterna.

Forza Bastia 78 o L’île en fête

Vistas ahora, en pleno apogeo del Mundial de fútbol de Sudáfrica, las últimas imágenes filmadas por Jacques Tati parecen reivindicar la pertinencia de una mirada menos aparente sobre el evento deportivo: una mirada que lo acompaña tangencialmente, aborda su contracampo, desplaza la épica del espectáculo en favor de una curiosidad metódica en torno a su relación con la comunidad.

Grey Gardens

Grey Gardens, situada a su vez dentro de la órbita del denominado “cine documental performativo” (donde el director cobra presencia y cuerpo, de modo más explícito, en la realidad filmada), pasó de ser una película rechazada en amplios sectores de la crítica y con una repercusión bastante descafeinada en taquilla a convertirse en una obra de culto.

Brother, can you spare a dime?

Podemos preguntarnos hoy qué significó en Estados Unidos la aparición de esta película nominada en 1975 a los Oscar: el fantasma de la crisis mundial estaba entonces tan presente como ahora y los iconos izquierdistas de la denominada “década roja” estaban siendo recuperados por los movimientos de lucha por los Derechos Civiles. La crítica la recibió con extrema frialdad, cuando no con franco rechazo.

Met Dieric Bouts

Cuando pensamos en André Delvaux, lo primero que acude a nuestra mente es su obra de ficción: el realismo mágico, un cine de autor exigente y riguroso moldeado a partir de la interacción de diversas expresiones artísticas. Autor de una obra diversa aunque no demasiado extensa rara vez se le ha considerado en su faceta de documentalista. Una faceta mucho más importante y rica del papel marginal que generalmente se le concede.

La batalla del Somme

Entre La Batalla del Somme y las guerras de fin y principio de milenio, media todo un relato del documento audiovisual bélico donde información y tecnología han sido perfeccionados con el objetivo de mantener vigente el célebre aforismo de Esquilo: “En la guerra, la verdad es la primera víctima”.

Daughter Rite

A partir su experiencia personal y de la de dos hermanas que dan cuenta de la relación con su madre, Citron construye un filme que disecciona en clave sentimental los vínculos maternofiliales, incidiendo en una serie de tropos (amor, odio, miedo, depresión, culpabilidad) que, bajo su mirada, se enmarcan en una serie de patrones culturales más amplios.

Sal para Svanetia

Mijail Kalatozov, cineasta georgiano, estuvo profundamente comprometido con la utopía revolucionaria soviética, y fruto de su esfuerzo por contribuir a esta causa surgió Sal para Svanetia (1930), film depositario de un doble mecanismo cinematográfico, que oscila entre un registro de la desabrida realidad en Svanetia y una recreación, elaborada y sofisticada, de la misma, donde los habitantes representan un papel.

Notre Nazi

“Notre Nazi… uno de mis filmes predilectos. Una tentativa plena de vitalidad de penetrar en el interior de un enigma. 65 horas de rushes y una infinidad de historias”
Robert Kramer, 1997

Tempo di viaggio

El deslavazado aspecto formal de Tempo di viaggio es engañoso. Bajo ese disfraz de mendigo, se encuentran algunas de las reflexiones más sugerentes de toda la filmografía de Andrei Tarkovsky.

SUSCRIPCIÓN

Suscribirse a la newsletter

Redes sociales y canales de vídeo

  • Facebook
  • Twitter
  • Vimeo
  • ETIQUETAS

    ARCHIVO