Archivo:
2011

Hachazos

Andrés Di Tella se impone, de forma voluntaria, la responsabilidad de rescatar la obra de los artistas amateur que superponen el amor al arte y el juego con imágenes domésticas como cualidades de diferenciación tanto del cine político como el narrativo convencional.

Oscuros portales

Bajo el pseudónimo Falconetti Peña se escondía un realizador que llevó a cabo un excelente y popular largometraje documental sobre la resistencia vecinal ante la presión urbanística privada y pública en Barcelona, El Forat (2004). Siete años después distribuye de nuevo de manera gratuita Oscuros portales, un trabajo de estilo panfletario, indignado pero también ameno, que se acerca a las prostitutas de la calle para romper estereotipos y denunciar la opresión del Ayuntamiento hacia sus ciudadanos más humildes.

Handsworth Songs

Akomfrah fractura la narrativa en diversas direcciones que, funcionando como historias paralelas, demandan que el espectador recomponga un puzzle que dibuja la innegable discriminación racial y social en la Gran Bretaña de los años 80.

El pasado es el destino. Propaganda y cine del bando nacional en la Guerra Civil

Un estudio ejemplar que combina la vocación divulgativa con el rigor histórico y teórico y que resulta clave para entender cómo la Guerra Civil se libró en el terreno de las representaciones culturales, una “guerra de imágenes” en la que también estaba en liza la imposición de una imagen de España.

Trópico #1

Upload Cinema / Nosotros los vivos

Hemos podido ver en Barcelona en los últimos meses dos propuestas que desde un mismo punto de partida, los vídeos de Youtube y portales similares, han creado dos eventos audiovisuales distintos. Upload Cinema, proyecto holandés que se decanta por una sesión atractiva y amena, y Nosotros los vivos de Andrés Duque, una proyección que indaga más en las posibilidades artísticas de la riqueza audiovisual que genera internet cada día.

Trucajes y otras técnicas. Apuntes sobre Morgan Fisher y Robert Beavers

Fisher y Beavers son dos cineastas que, muy conscientes de las formas y discursos del cine de vanguardia, parten de este ámbito para abrir sus categorías y reinventar otras maneras de filmar. Ambos comparten una fascinación por la mecánica cinematográfica y presentan sus técnicas y herramientas como condición de la imagen.

Restos diurnos. Péter Forgács y la ensoñación histórica

El valor trascendental del trabajo de Forgács va más allá de sacar a la luz películas realizadas para consumo privado entre las décadas de 1920 y 1960, pues estas sirven para puntualizar, comentar y resituar los grandes acontecimientos que sacudieron el mundo convulsionando la cotidianidad y haciendo estallar con violencia la intimidad y la vida familiar.

Cine político frances de no ficción III: El arte del comentario

Herederos de la heterodoxia libertaria y delirante del letrismo, del mayo del 68, de la revista Hara-Kiri, del punk y del Black Power, Yves-Marie Mahé y Derek Woolfenden se empeñan en remitir al sistema los signos de su propia decadencia, con un humor jocoso y una energía corrosiva. Para ellos, una buena bofetada siempre valdrá más que un largo discurso.

Documentales en Cannes 2011: En el cajón de sastre

¿Qué cualidades debe reunir un documental para participar en Cannes? Los pocos títulos seleccionados reúnen una serie de características que facilitan delimitar unas claras líneas de programación y una posible clasificación: los documentales temáticos con padrino, los documentales de acompañamiento y los documentales de director.

57ª edición del Festival de Cortometrajes de Oberhausen

Cada edición del festival de Oberhausen se configura alrededor de un tema principal, que forma el grueso de la programación. En la edición de este año el tema “Shooting animals” trataba de recoger los diversos modos en los que el cine ha reflejado la relación entre el hombre y el mundo animal. Este programa contrastó con el dedicado a William E. Jones, cineasta angelino, fotógrafo y editor de DVDs pornográficos.

El hundimiento de la Casa Usher

Versus acaba de editar en nuestro país, en una suculenta edición especial en DVD, El hundimiento de la casa Usher (1928) de Jean Epstein, uno de los films rítmica, plástica y dramáticamente más bellos de todo el cine mudo. La edición, que incluye otras dos de sus obras maestras, El espejo de las tres caras (1927) y El domador de tempestades (1947), recupera así la figura de este precoz teórico e infatigable experimentador.

Color perro que huye

Entre el diario (la vida como devenir) y la autobiografía (el recuento de pasado), la cinta supone una peculiar vuelta de tuerca las habituales escrituras cinematográficas y videográficas del yo- Su radicalidad proviene de la apertura del yo a lo imaginario y del diálogo especular que establece con todo tipo de imágenes ajenas.

SUSCRIPCIÓN

Suscribirse a la newsletter

Redes sociales y canales de vídeo

  • Facebook
  • Twitter
  • Vimeo
  • ETIQUETAS

    ARCHIVO