Cimientos on-line para una distribución digital del documental

El documental casi siempre lo ha tenido más difícil para dejarse ver con continuidad o más correctamente para que lo dejen ver a través de lo que hasta hoy han sido los mecanismos tradicionales de distribución audiovisual. Sin embargo, en un marco tecnológico donde la “revolución digital” sigue avanzando a pasos de gigante, la alianza del cine de no ficción con las ventanas on-line empieza a conjugarse en presente.


Imprimir articulo    
Inicio   1 2 3 4 5

NACIDO EN UN FESTIVAL: DOC-AIR

Desde su sede real en Praga, Doc-Air localiza, reúne y difunde UFOs avistados en países de Europa Central y del Este. Como su estimulante tráiler promocional presenta, su objetivo de captación son los “Unique Film Objectes”.

Es difícil fechar sus verdaderos orígenes ya que se fue gestando en el marco del Festival Internacional de Cine Documental de Jihlava, el mayor festival de cine documental de Europa Central. Se alza como continuador de la tradición misma del festival, orientado hacia el documental creativo y experimental. Nina Numankadić, directora de la plataforma, describe el interés de Doc-Air en “películas sobre temas sociales cruciales, pero poniendo énfasis en la cuestión del estilo. Nosotros buscamos un gesto obvio del autor, una forma de alta calidad estética, libre y sorprendente. También nos interesan los límites del género” (3). Según datos contenidos en su propia web, dejó de ser un portal piloto en verano de 2006 y comenzó entonces a funcionar con todas sus prestaciones.

La selección de obras corre a cargo de un comité programador del mismo festival. A su vez Doc-Air cuenta con la colaboración de otros festivales europeos (por ejemplo, el festival Diagonale, el más importante de Austria).

Con posibilidad de buscar las obras por título, autor o país, en Doc-Air se encuentran disponibles hasta la fecha aproximadamente un centenar de películas, siendo más numerosas las producciones de la República Checa (56), Austria (25), Eslovaquia (10) y Alemania (8). Además, trabajos de Hungría, Lituania, Polonia, Rumanía, Países Bajos, Rusia… e incluso se cuela en la selección algún trabajo que trasciende los límites geográficos de Europa –la taiwanesa Yellow Box y la canadiense Fascination, cuyas imágenes uno puede remezclar por sí mismo.

Los principales inconvenientes tienen relación con la barrera idiomática. Aunque el portal está disponible en inglés además de en checo, no todas las películas incorporan una subtitulación en inglés. Por otro lado, algunos trabajos de realizadores que en España han empezado a interesar recientemente, como es el caso de Ulrich Seidl (Import/Export), permanecen vetados en nuestro país por razones de contratación. Si intentas visionar o descargar piezas de Seidl (Animal Love, Jesus, you know, Losses to be expected, Models, The bosom friend) se te informa de que no se dispone de licencia para comercializar la película en nuestro país. Lo mismo sucede con un apetecible filme de Chris Marker, The case of the grinning cat. No obstante, sí puede accederse a material de Harun Farocki, Michael Glawogger, Sergei Loznitsa, Timo Novotny, Virgil Widrich y otros tantos nombres que aún nos quedan por descubrir.

Doc-Air ofrece tres opciones de intercambio: “stream” (visionado en tiempo real) por 1€; “DivX format download” (descarga en DivX por 2,5 €); “DVD quality” (descarga en calidad DVD) por 3,5 €. Estas tarifas son aproximativas y varían algo en función de la duración de la pieza.

Inicio   1 2 3 4 5

SUSCRIPCIÓN

Redes sociales y canales de vídeo:

Facebook

Twitter

Vimeo

ETIQUETAS

ARCHIVO