Shadow Festival, la sombra del IDFA

Pequeño, modesto y discreto evento que se celebra en escenarios cercanos al IDFA y durante las mismas fechas. Da luz a un tipo de películas documentales que difícilmente tendrían espacio dentro del gigante, sus cineastas independientes hacen un cine muy libre que escapa a los patrones cerrados que se ofrecen para el consumo masivo. Películas de presupuesto bajo afrontan sus retos de forma variada y extensa, con aproximaciones muy diversas, originales y alternativas al documental.


    Post2PDF
Inicio   1 2 3 4

“El 90% de los documentales que vemos no tienen imágenes”

2.2 Los demás y yo

Han sido muchos los cineastas que quisieron contarnos historias de otras personas de su alrededor o lejanas a ellos. Esa aproximación a los demás se ha definido con un elemento común: asumir inevitablemente la presencia del realizador como un ser del todo subjetivo. Pretender ocultarlo es una opción que la mayoría de ellos descartaron, en pro de un cine más espontáneo, pero que no descuida la cuestiones estéticas y formales. Opuestamente al perfeccionismo y distancia de los personajes de En construcción de José Luis Guerín o El cielo gira de Mercedes Álvarez, este puñado de películas muestran de maneras diversas la interacción del director (o el equipo de rodaje) con las demás personas. El subjetivismo es algo totalmente asimilado y mostrado.

Das Block Stefan Kolbe, Chris Wright, Alemania (2007)

“El 90% de los documentales que vemos no tienen imágenes”, con esta contundencia empezó la charla posterior a la película por parte de los dos realizadores. Su propuesta coresponde con su frase. The Block contiene una vigorosa apuesta visual, tensa, claustrofóbica, para retratar un mundo aparentemente simple (un vulgar bloque de pisos en un barrio marginal de un pequeño pueblo alemán). Planos muy cerrados, encima de los personajes, con una cámara digital de baja calidad, sin ningún tipo de iluminación. Colores intensos, mucho grano, sin aire. Los directores nos descubren unas personas que interactúan con ellos y que participan activamente en la película, incluso grabándose a sí mismos y adaptando un estilo similar al del documental. Sus elecciones temáticas desecharon filmar “lo de siempre”: la rutina diaria (lavar los platos, ir a comprar, ver la televisión) para penetrar todos juntos – espectador, director y persona filmada – en sus mundos y paranoias varia: amores, enemigos, padres no reconocidos… Una manera de contar las historias de los demás muy intensa, viva, no observacional sino completamente participativa.

Cabal in Kabul, Dan Alexe, Bélgica-Romania (2007)

Historia de los dos últimos judíos que habitan en Kabul, Afghanistan. El director estuvo dos años trabajando en la capital, a la vez que rodó esta divertida, dramática y vital película. Los dos hombres conviven en la sinagoga, espacio el cual la cámara apenas abandona. Aparentemente no se llevan nada bien, se cruzan insultos a diario, se acusan de todo, una relación de amor/odio… pero que no llega a separarlos. Dan Alexe (cámara y sonido) transmite su cotidianeidad hasta el fallecimiento del más anciano. La participación del director en el film es total: desde un punto de vista físico (la cámara es su cabeza) y personal (oímos su voz, a menudo las conversaciones van sobre la película o sobre él mismo). Este relato de un mundo surreal, a veces salvaje, lleno de supersticiones y algunos elementos increíbles para una persona occidental – con burkas y pósters de Massud al fondo – consigue un ritmo trepidante sólo con planos secuencia y un montaje sencillo.

World Star Natasha von Kopp, Alemania (2007)

Retrato del fotógrafo checo Mirolsav Tichy, inclasficable artista de 80 años, nihilista, medio iluminado y alcohólico. Filmado en 16mm blanco y negro reverseal (interior de la destartalada casa de Tichy) y 16mm color (el pueblo, los vecinos, la galería de arte en Alemania) para remarcar el “otro mundo” que se vive en el interior de la casa. La relación del equipo de rodaje (dos chicas) con el terco artista es muy amigable, todo lo contrario de la relación de Tichy con el resto de gente que le rodea. Un maravilloso guiño final del fotógrafo mostrando su personal sistema de disparar cierra la película ganadora del festival.

Inicio   1 2 3 4

SUSCRIPCIÓN

Suscribirse a la newsletter

Redes sociales y canales de vídeo

  • Facebook
  • Twitter
  • Vimeo
  • ETIQUETAS

    ARCHIVO