Díptico. Caja cerrada y Love and words

Por ese agujero negro del barco se escapan no sólo los peces, acumulados sin fin en una montaña que nunca alcanza su propia cima, y las energías de los trabajadores, apenas reconocibles entre la marabunta de peces y el trabajo nocturno, apenas retratados como cuerpos-máquina, sino también las aspiraciones del documental narrativo, que se desliza aquí hacia la fascinante abstracción extraída de lo real.


    Post2PDF

Espacios cerrados. Espacios abiertos.
O mirar hacia dentro. Retratar la claustrofobia. El aire que se escapa. Los espacios cerrados, imaginarios, sociales, o reales. Dos películas muy diferentes de la última edición de Documenta Madrid giran la cámara hacia el interior y trazan un retrato borroso de paredes que se estrechan, de espacios sin aire. Retratos anaeróbicos. Cine que contiene la respiración, se sumerge y filma a golpes y sin aire. A puñetazos en atmósferas pesadas. Dos maneras muy diferentes de trabajar el espacio.

1. Caja cerrada (Martín Solá, España 2007), Premio honorífico del Jurado en la categoría de largometrajes, se construye en torno a un espacio vacío, pequeño, y delimitado por cuatro paredes. Es una película con un agujero en su interior: el orificio, la cavidad, de un barco de pesca en el que los pescadores van depositando, ordenadas en cajas, las toneladas de peces atrapados en sus redes. Un vacío que rellenar, y que parece no tener fin. La cavidad interior del barco convertida en un inmenso agujero negro que absorbe la materia y el trabajo de los hombres y en el que queda atrapado el espectador por el sencillo sistema de prolongar, casi hasta el infinito, la duración de las acciones. Por ese agujero negro del barco se escapan no sólo los peces, acumulados sin fin en una montaña que nunca alcanza su propia cima, y las energías de los trabajadores, apenas reconocibles entre la marabunta de peces y el trabajo nocturno, apenas retratados como cuerpos-máquina, sino también las aspiraciones del documental narrativo, que se desliza aquí hacia la fascinante abstracción extraída de lo real. La acumulación de peces, la repetición del trabajo mecánico, el sonido absorbente de las cajas, el aleteo de los peces agónicos y las olas golpeando el casco del barco forman un fascinante agujero central por el que se deslizan las referencias reales, y que vertebra toda la película. Todo conduce, inevitablemente, hacia ese agujero capaz de dilatar el tiempo y borrar las referencias espaciales. Porque entorno a ese vacío gravitan otros vacíos, otras ausencias. La ausencia de espacio y lugar en un navío que es como una nave espacial, perdida en un lugar indefinido, del que no tenemos más datos que las imágenes crípticas del radar con el que se inaugura la película. O la ausencia de protagonistas claros, sólo sombras, de los que apenas al final conocemos retazos de sus vidas, contadas entre la penumbra de un cuarto cerrado. Otra caja, dentro de la caja. La ausencia, progresiva, de referentes reales en una película de raíz documental, y que camina de la mano de la realidad hacia una abstracción basada en lo filmado. Un plano, un reencuadre, resume esa vocación de encerrar lo real para convertirlo en un organismo nuevo y autónomo: las redes, agitadas por el viento y movidas por las olas, en un plano cerrado, forman un bello cuadro de luz, color y sonido. El movimiento del barco incluye en el cuadro parte del aparataje de pesca, un referente real que quiebra la abstracción e inscribe la película en su entorno, y la cámara reacciona, cerrando el plano, más aún. Plano cerrado para una caja cerrada.

2. La claustrofobia en Love and words (Sylvie Ballyot, Francia 2007), segundo premio del jurado en la categoría de cortometrajes, es más sensorial que real. No hay, como en Caja cerrada, unos muros reales, un espacio medible, un vacío encerrado entre cuatro paredes, en el que se acumulan las vidas, las historias y el resultado del trabajo duro. Hay, en cambio, muros quizás más altos: los de la opresión social, los de las tradiciones, las cortapisas, la religión opresiva que invade todos los espacios de la vida social y personal. Si en Caja cerrada la película estaba presidida por un espacio vacío que había que rellenar, en Love and words es más bien al contrario: la película relata la lucha de la protagonista (una directora francesa intentando rodar un documental en Yemen sobre la opresión a la mujer) y su intérprete por construir un espacio de intimidad en el que disfrutar de su historia de amor lésbico en un país dominado por el integrismo musulmán. Si los retazos, los primeros planos, el fuera de cuadro en Caja Cerrada ayudaba a construir una película que huye (de alguna manera) de lo real, el movimiento aquí es el contrario, y son los primeros planos, que esquivan el rostro de la intérprete para no condenarla socialmente, los que ayudan a construir un espacio real de libertad. La axfixia encuentra en el vacío un respiro, reflejo invertido de ese agujero negro de Caja cerrada, capaz de tragarse las energías y las vidas de los trabajadores en una rueda infinita. El vacío aquí es la vía de escape ante la claustrofobia de una sociedas controladora y opresora. Las entrevistas a alumnos y alumnas del Instituto Francés con las que Love and words retrata los muros religiosos y sociales del Islam están rodados, y no es casualidad, no puede ser casualidad, al aire libre, en la terraza despejada de un edificio que preside la ciudad. El paisaje de fondo, lejano, de cielo azulado, se convierte en una metáfora siniestra de una sociedad opresiva. Planos abiertos, aquí, para otra caja cerrada.

FICHA TÉCNICA
Caja cerrada
Director: Martín Solá
Dir. de fotografía: Martín Solá
Montaje: Martín Solá, Lili Marsans
Sonido: Lucas Peñafort
Producción: Marcelo Céspedes, Mario Durrieu, Walter Tiepelmann
País y año de producción: España, Argentina (2008)

Love and words
Director: Sylvie Ballyot
Dir. de fotografía: Sylvie Ballyot
Producción: Virginie Bonneau
País y año de producción: Francia, Yemen (2007)

2 Comentarios

  1. Horacio 05/01/2010 | Permalink

    Vi Caja cerrada, realmente me pareció una gran película, física, sensitiva y visualmente muy, muy potente,

  2. Sonia 22/02/2011 | Permalink

    http://www.lacajacerrada.com

SUSCRIPCIÓN

Suscribirse a la newsletter

Redes sociales y canales de vídeo

  • Facebook
  • Twitter
  • Vimeo
  • ETIQUETAS

    ARCHIVO