Afriques: Comment ça va avec la douleur?

“Buenos días. Estoy en el Cabo de Buena Esperanza, en el extremo del continente africano, solo, con mi cámara y mi trípode.”


    Post2PDF

“Buenos días. Estoy en el Cabo de Buena Esperanza, en el extremo del continente africano, solo, con mi cámara y mi trípode.”

Oculta entre las numerosas películas de su extensa y memorable filmografía Afriques: Comment ça va avec la douleur? (1) es una fascinante crónica de viaje de Raymond Depardon, curtido y buen conocedor del continente africano (2). Equiparable a los grandes relatos literarios de viajes, mezcla de diario personal y de mirada de un ser humano ante sus iguales.

“No es una road-movie, no es un trabajo de investigación periodística. Intentaré mirar y escuchar el dolor ordinario en África. Viaje subjetivo a la fuerza, a través de mis deseos y también de mis miedos.”

Su dispositivo fílmico se desmarca de la mayor parte de su obra, especialmente por la voz en off. Depardon nos habla a lo largo de la película detallando los lugares donde se encuentra, contando sensaciones, denunciando el sufrimiento humano. También se cuestiona constantemente su trabajo, dudas éticas del cineasta ante lo que filma. Con una voz a medio tono intenta conectar con el espectador para transmitirle la sinceridad de su personal relato. Pero su narración en off no es omnipresente, su silencio es total en muchas secuencias. Permite que los sonidos intervengan y cuenten también lo sucedido en aquellos momentos determinados.

“Solo con mi cámara, me instalo azarosamente, nadie me pide nada. La cámara filma ella sola, con su cabeza panorámica.”

Por lo que respecta a la imagen se decide por planos fijos con trípode o con cámara a hombro – un tipo de tomas muy habituales en casi todas sus obras, composiciones muy bellas, a menudo excelentes fotografías con un aprovechamiento magistral de la luz natural – y por panorámicas de 360º. Estas últimas convierten la película en inconfundible. Con un aparato mecánico la cámara filma circularmente ella sola, empezando y parando exactamente en el mismo punto. El movimiento es lento en extremo (3). Estas rotaciones tienen una cadencia y un ritmo mágico para el ojo del espectador, que va descubriendo poco a poco el entorno, ve aparecer nuevas personas, nuevos objetos, se le van abriendo nuevos espacios con tiempo suficiente para observar y deleitarse con todos los detalles y significados del cuadro.

“Impresionado por el hombre no pude hacerle una entrevista. Le pedí un minuto de silencio.”

Muchas de las largas tomas creadas merecen ser vistas de nuevo, incluso varias veces. Algunas de ellas son inolvidables y deberían hacer que esta película fuese de visionado obligado en escuelas de cine. Es el caso del sorprendente y original recurso de pedirle un minuto de silencio a Nelson Mandela. O la dureza de la secuencia de los niños intentando apoderarse de algo de comida de un camión. También la magia – que nace de la previsión – en la panorámica de 360º de Mogadiscio, donde empezamos viendo la playa, los vetustos pero aún bellos edificios coloniales a lo lejos, los pescadores, el mar… hasta que por la izquierda del cuadro aparece un fusil, un hombre apostado vigilando, después otro hombre que nos mira, vemos los escombros de lo que fueron edificios, ruinas y más ruinas, hasta que volvemos a la playa, a los viejos edificios y sus barcas en la arena. Contienen gran fuerza las tomas de la prisión de Kigali, donde Depardon pasea ante miles de hombres encerrados por presunta colaboración en las matanzas. Muchos le miran directamente – parecen pensar “¿este blanco… qué hace?” -mientras él penetra en la multitud, como si llevara una cámara-escudo.

Las dos tomas de la estación de Johannesburgo son excepcionales por su ingenio y sutileza. Filma la salida de la estación que da al barrio de los blancos y la que da al barrio de los negros. Se pueden apreciar diferencias en la manera de subir las escaleras (automáticas las primeras, a pie las otras) así como por el volumen de los ruidos creados y la tranquilidad/vivacidad y silencio/alboroto de unos y otros. Depardon conoce bien Johannesburgo, sus barrios, el carácter de sus habitantes, y por eso puede llegar a la abstracción de contar la forma de ser de la gente a través de cómo suben unas escaleras.

“Todo es violencia, nada es violencia, porque todo es tan injusto, desde hace tanto tiempo.”

“Afriques…” es un testimonio único de finales del siglo XX, crónica de interesante reflexión y poderosas imágenes. Un hombre viaja solo, abriendo camino, con su cámara y su voz, las cuales tejen un personal e irrepetible relato.

– – –

(1) Traducible como “Áfricas: como va con el dolor?” explica el director que viene a ser como una salutación. El dolor está tan dentro de la naturaleza de la gente que la pregunta ya vendría a ser un simple “¿cómo va todo?”.

(2) Realizado entre 1993 y 1996 en diversos países: Sudáfrica (Cabo de Buena Esperanza, Johannesburgo, Soweto, Karoo), Angola (zona mesetaria, bosquimanos nómadas del sur), Uganda (refugiados de Burundi), Ruanda (prisión de Kigali), Etiopía (Lalibela), Sudán (un hospital), Chad (Tibesti), Níger (Chirfa), Egipto (Alejandría), Marsella y su pueblo natal Villefranche-sur-Saône. Depardon “descubrió” el continente ya en sus primeros trabajos como fotógrafo en los años 60.

(3) El primer capítulo, el de Sudáfrica, consta de 20 planos y tiene una duración total de 30 minutos. La toma más corta dura 40 segundos. La más larga dura 4 minutos, es una panorámica de 360º que prácticamente efectúa dos vueltas enteras.

FICHA TÉCNICA

Director: Raymond Depardon
Fotografía: Raymond Depardon
Sonido: Raymond Depardon
Montaje: Roger Ikhlef
Producción: Claudine Nougaret
País y año de producción: Francia, 1997.

4 Comentarios

  1. Clara 04/11/2007 | Permalink

    Por favor como puedo conseguir esta pelicual?!!

  2. Mazcuñán 04/12/2007 | Permalink

    Clara, la puedes bajar del e-mule aunque solo está en francés a pelo. Pero vale la pena.

    Casi todas las pelis que se comentan por aquí , y a falta de una edicion en dvd en España, las puedes conseguir en redes de p2p, como el emule o el bitorrent.

    Qué le vamos a hacer.

  3. R2D2 15/04/2008 | Permalink

    En Francia está editada en DVD, pero también sin subtítulos… (se encuentra en la web fnac francia y también casi toda la obra de Depardon.
    Crucemos los dedos para que Intermedio se anime a editarla aquí…

  4. mennonnita 10/03/2010 | Permalink

    Sí, es una lástima, casí todas las películas de Depardon no tienen traducción al español, pero poniendo los subtiutlos en francés se entiende….

SUSCRIPCIÓN

Suscribirse a la newsletter

Redes sociales y canales de vídeo

  • Facebook
  • Twitter
  • Vimeo
  • ETIQUETAS

    ARCHIVO