José Luis Guerín en DVD. Una segunda vida es posible

En los últimos años han aparecido editoras de DVD que se dedican a rescatar films perdidos para darles una segunda vida. Esto ha sucedido con Innisfree y Tren de sombras, dos films emblemáticos de José Luis Guerin.


    Post2PDF

En España tenemos demasiadas películas malditas, inexistentes, o simplemente ignoradas. Parece que todo aquello que no mueva a las masas carece de interés y queda atrapado en el limbo. Pero afortunadamente, con la democratización del DVD esto está cambiando, en los últimos años han aparecido diversas editoras que se dedican a rescatar estos films perdidos y a darles una segunda vida. Esto ha sucedido con Innisfree (1990) y Tren de sombras (1997), dos films emblemáticos de José Luís Guerin que llevaban años flotando en ese limbo del cine olvidado. Versus Entertainment ha lanzado al mercado un pack de 4 discos DVD que incluyen estas dos películas más la última realizada, Unas fotos en la ciudad de Sylvia (2007), un film realmente difícil de encontrar, ya que no ha sido estrenado comercialmente y sólo se ha visto en algunos pocos festivales y lugares de proyección alternativos. El cuarto disco contiene material adicional: fragmentos del casting y el rodaje de Innisfree, secuencias eliminadas de Unas fotos…, entrevistas con técnicos y productores, extractos del documental Apuntes para un retrato (1996) que Abel García Roure hizo sobre Guerin mientras estaba inmerso en el montaje de Tren de sombras. También se incluye un cortometraje doméstico rodado en 1984, Souvenir, que fue emitido por TV3 en su día, y que ya contiene las claves de su obra posterior: La fascinación por la mujer y el carácter fantasmagórico del cine.

Precisamente, son esos dos elementos los que marcan su filmografía. La interiorización de la idea baziniana de que el cine es un trozo de tiempo embalsamado, le lleva a querer capturar el momento, fijarlo en la memoria cinematográfica y así, salvar a los personajes de su muerte real. Esto es lo que le empujó a rodar Innisfree, el rescatar de la muerte un lugar, unas gentes y sus recuerdos. Recorriendo los lugares de Irlanda donde John Ford rodó The Quiet Man (1952), Guerin sintió la necesidad urgente de filmar aquel paisaje y a sus habitantes, que llevaban dentro de ellos los recuerdos del rodaje de Ford. Pero Innisfree no sólo habla cine, sino que también nos muestra una sociedad, la irlandesa, con sus costumbres rurales y sus mitos más ancestrales, que está a punto de desaparecer. Su misión es atraparla con la cámara y hacerla inmortal, impidiendo que caiga en el olvido.

Esta idea sigue presente en Tren de sombras, donde nos enfrentamos a una serie de imágenes de carácter fantasmal, supuestamente filmadas en 1930 por un supuesto cineasta amateur llamado Gerard Fleury. El propio Guerin rodó esas imágenes y las sometió a todo tipo de manipulaciones para envejecerlas y hacerlas casi desaparecer del celuloide, transformando a sus personajes en espectros y en sombras. La idea de hacer esta película surgió en el centenario del cine. Guerin le comentó a Víctor Erice su deseo de volver al cine primitivo en aquel momento en que se auguraba la muerte del propio cine, o mejor dicho de un determinado tipo de cine, el de los clásicos. Erice, que es de su misma opinión, lo animó a hacer este film, que acabó siendo Tren de sombras. Pero aquí, como en Innisfree, tampoco se habla sólo de cine, sino que también está presente esa fascinación, (¿obsesión?), de su autor por la mujer. El personaje de Hortense Fleury es retratado por la cámara de forma insistente, en cada uno de sus gestos, en cada uno de sus movimientos. Luego, en la parte de la moviola, llegará, incluso, a parar los fotogramas durante unos segundos para retener la imagen espectral de Hortense y recrearse en su mirada.

Podemos decir que, quizá, Unas fotos en la ciudad de Sylvia parta de ese rostro congelado de Hortense. Ya que el film está compuesto por una serie de fotos fijas, donde el movimiento queda relegado a unos fotogramas inmóviles que saltan en el tiempo y que nos van conduciendo de un lugar a otro. O mejor dicho, de una mujer a otra. Unas fotos… parte de la premisa de una búsqueda, la de Sylvia; en diversas ciudades por las que el cineasta viajó con su cámara digital capturando rostros, gestos y movimientos de mujeres susceptibles, o no, de ser Sylvia. Esto está complementando con referencias literarias a Dante, Petrarca, Goethe y sus particulares búsquedas de su mujer ideal. Todo ello contado a modo de diario íntimo, con unos intertítulos escritos por el personaje que busca, que se llama José Luís, pero que, según Guerin, no es él.

El argumento de esta película, nos recuerda, irremediablemente a En la ciudad de Sylvia (2007) su último film estrenado. Parte de la misma idea, pero las películas son diferentes, ya que En la ciudad… es una ficción, rodada en color, con actores y una producción tradicional. Unas fotos… es una película que se ha generado en los márgenes de la industria, hecha con una pequeña cámara de miniDV y montada a lo largo de los años por Núria Esquerra y Guerin en el escritorio de su casa. Un film en blanco y negro, sin movimiento y sin sonido. Una película que utiliza las nuevas tecnologías para volver atrás, “al inicio de los inicios”, como escribe Miguel Marías en el artículo Algo realmente nuevo: empezando por el principio. Es, también, un film que debe ser visto con “el silencio del lector”, según dice el director, porque es un trabajo destinado al DVD, de manera que la gente podrá ver la película en casa igual que lee un libro. Por lo tanto estamos ante el formato ideal para esta película según su propio autor, a la que debemos enfrentarnos como lo hacemos con la literatura: en el silencio de nuestra casa, con una taza de café.

La edición en DVD también incluye un libreto de unas 60 páginas que recoge ensayos y críticas sobre las tres películas, así como una serie de reflexiones de varios colaboradores de Guerin. Éstos últimos hablan de aspectos técnicos, como Ricard Casals sobre las mezclas de sonido de Tren de sombras, o Tomàs Pladevall sobre la fotografía del mismo film; también hay un texto de Núria Esquerra sobre el proceso creativo de Unas fotos… El libreto incluye dos textos básicos que fueron el punto de partida de los films: El poema de William Butler Yeats, The lake Isle of Innisfree y el texto de Máximo Gorki El reino de las sombras. Y además el cuento inédito de Miguel Marías, La visión, donde está contenida la idea de la mujer fugitiva que aparece en Unas fotos…

Los responsables de la edición explican el cuidado con que han tratado los materiales originales, limpiando y etalanonado los negativos para mejorar su calidad, siempre bajo la supervisión del propio realizador. Han llegado, incluso, a restaurar el sonido de Innisfree. Todo eso se nota al ver las películas y se agradece. Sólo cabe poner una pega que se basa en las ausencias. ¿Por qué no incluir Los motivos de Berta (1985)? Ya que es el único film de Guerin que todavía está en el limbo de los films olvidados y también se merece una segunda vida. Hubiese sido bonito rescatarlo y añadirlo a esta edición. En cualquier caso, Versus ha hecho un buen trabajo con este rescate masivo. Ahora queda esperar su próximo film, Guest, producido, precisamente, por Versus; y del que su autor apunta que no tiene argumento, porque los argumentos están en las imágenes.

SUSCRIPCIÓN

Suscribirse a la newsletter

Redes sociales y canales de vídeo

  • Facebook
  • Twitter
  • Vimeo
  • ETIQUETAS

    ARCHIVO