Raul Cuevas, fundamentos

Blogs&Docs inició con Luis Escartín una serie de artículos dedicados a jóvenes cineastas documentalistas españoles. El segundo de estos trata sobre Raul Cuevas y se ha escrito a partir de la revisión de sus películas y de una charla con el director.


Imprimir articulo    

Los documentales que Raul Cuevas (L’Hospitalet, 1978) ha llevado a cabo hasta el día de hoy trazan unas bases, unas estructuras, unos fundamentos como si de un edificio por levantar se tratara. Fundamentos claros, proporcionales, prometedores. Son un inicio a tener en cuenta, unos quehaceres de quien lleva innato el instinto del cineasta en su pulso.

Família Nombrosa (Familia Numerosa, 2001) fue su primer documental y ya dejaba entrever esa intuición. Trata sobre un grupo de discapacitados psíquicos que conviven juntos en un piso. Pocas tomas y precisas,  cámara en mano y plano secuencia, se sumerge amablemente entre los habitantes del piso, en un rol de cámara-realizador. El montaje es tan sencillo como efectivo. Nacido como trabajo de fin de carrera, transpira un extraordinario talento para mover la cámara.

Los tres siguientes – el cortometraje Las cosas de la vida son así y no le des más vueltas a la bicicleta (2004), Bell Viatge (2005) y Cinc estrelles (2005) – son ramas de un mismo árbol. Sano ejercicio y recomendable punto de partida para un documentalista: filmo lo que me rodea, el sitio donde nací el cual ha dado sentido a lo que yo soy. Así, el barrio de Bellvitge, en la periferia de Barcelona, es el núcleo de estas tres obras.

Bell Viatge es un retrato del barrio a través de un coro de personajes que lo representan. Tanto abarca los problemas de los jóvenes, como las reflexiones sobre la vida de los jubilados o la añoranza de los inmigrantes llegados hace poco. Es un sólido documental donde de nuevo surgen momentos de gran talento, sobretodo en la generación de los diálogos. Cinc estrelles es como un apéndice de éste: en el barrio – Bellvitge es un barrio humilde y obrero – se levanta un hotel de gran lujo que genera todo tipo de comentarios y expectativas entre los vecinos, magistralmente captadas y conjugadas por el director.

Merece prestar atención a las secuencias de las conversaciones, pilar importante en estas películas.  En su experiencia cuenta el haber estado de ayudante de cámara en El cielo gira (2004) de Mercedes Álvarez y ayudante de montaje en Tierra Negra de Ricardo Íscar, dos documentales donde el encuentro y charla entre las personas es crucial. Hay que sumarle su admiración por José Luis Guerín, sobretodo el Guerín de las mise en scène de En construcción, y también por Nicolas Philibert. En En construcción todas las secuencias de esta índole son tan perfectas, los encuadres tan bellos y el montaje tan milimétrico que a los ojos del espectador se aproximan a lo que llamamos ficción. En algunos otros casos que siguieron la senda de la construcción gueriniana, estos encuentros quedaron más rigídos, forzados, teatralizados sin voluntad de serlo. No es el caso de Tierra Negra, donde Íscar consiguió en estas secuencias un punto medio entre la perfección ficcional y la naturalidad documental. Cuevas consigue penetrar en este último camino, tiene el don de acercarse a la gente y saber introducirse en su ambiente, sustraer o generar esas frases y a la vez hacerlas llegar al espectador con palpitaciones de veracidad. El resultado son unas conversaciones informales y muy genuinas que en pocos instantes reflejan el carácter de aquellas personas y a la vez su entorno, sus orígenes y su vida en ése barrio, con amenidad y a menudo diversión. Algunos de los diálogos son impagables e irrepetibles, insuperables en una ficción hecha por guionistas y actores profesionales.

Entre el dictador i jo (2005), su quinto y hasta el momento último documental, fue una película que unió diversos jóvenes cineastas para filmar cortometrajes sobre el dictador Francisco Franco, para mostrar la mirada de esta nueva generación 30 años exactos después de su muerte. El conjunto en sí resultó irregular, como a menudo sucede en este tipo de proyectos.

Después de establecer estas líneas, Raul Cuevas ha virado el rumbo de sus producciones y se ha centrado en los últimos años en el videoclip y la publicidad, así como también en participar en trabajos de diversa índole, dado su amplia versatilidad y habilidad como cámara y montador. En el videoclip, donde se reconoce admirador de Michael Gondry, Luis CerveróNico Méndez o Spike Jones entre muchos otros, ha cosechado algunos premios rodando con grupos como Mazoni, El chico con la espina en el costado o Sanjosex.

Volvamos al documental. En sus propias palabras, el realizador habla de desencanto con el documental, de un gran esfuerzo y un proceso muy largo para levantar una película con cara y ojos y obtener poca recompensa. Por el contrario, el mundo del videoclip le estimula creatividad, le otorga una cierta inmediatez y un aire más lúdico. También comenta el no encontrar nuevas motivaciones en el cine documental que ve, elementos atractivos que sí ha encontrado en otro tipo de obras como Last Days de Gus Van Sant o Honor de cavalleria de Albert Serra.

La situación para los realizadores no es fácil, Cuevas sobretodo habla de dificultades en la distribución. Caminos los hay, y podemos poner como ejemplo cercano en el tiempo a Oscar Pérez, quien sin ayuda externa alguna, ha llegado a ganar el IDFA con El sastre, pero es obvio que una de las piezas básicas que faltan en España o en Catalunya es una verdadera asociación de cineastas independientes (1). Una red donde apoyarse y colaborar, reivindicar el rol del sus obras, generar verdaderos canales de distribución y puntos de encuentro. Si esto existiera se allanarían algunos obstáculos y no todo dependería exclusivamente de la tenacidad, resistencia y capacidad económica de cada cineasta.

Raul Cuevas nos habló de sus nuevos proyectos, entre los cuales hay germinando la idea de un documental y la de una ficción, que esperamos puedan levantarse con la misma precisión que los anteriores para ir viendo como crece el edificio.

– – –

(1) Existe el Col·legi de Directors de Cinema de Catalunya, su presidente es Joel Joan.

SUSCRIPCIÓN

Suscribirse a la newsletter

Redes sociales y canales de vídeo

  • Facebook
  • Twitter
  • Vimeo
  • ETIQUETAS

    ARCHIVO