Bata por fóra (muller por dentro)

A partir del trabajo realizado por la artista austriaca Petra Buchegger en torno a una prenda popular y tradicional, la realizadora viguesa Claudia Brenlla propone una lúdica digresión visual y discursiva sobre sus resonancias simbólicas a la hora de reconocer (y reconocerse en) las experiencias de las mujeres.


    Post2PDF

Bata por fóra (muller por dentro)

“Bata, soy despreciada. Fiel, soy ultrajada. Hija, ¿qué hice mal? Es para ti mi sudor, mi sangre, mi dolor, mi esperanza” es la letra de una ópera interpretada por una mujer a la que acompaña una adolescente con un piano eléctrico. Ambas visten una bata de cuadros, y el mismo tejido cubre la pared que les sirve de fondo. Poco antes de esta actuación, otra performance: un grupo de mujeres jóvenes, también ataviadas con batas de trabajo, miran a cámara, gesticulan de forma histriónica y, con humorismo e ironía, afirman: “It’s unbelievable!”. Las batas de cuadros propias de las campesinas gallegas (y de muchas otras mujeres del país) vuelan por los aires, se apilan en almacenes, pasan de madres a hijas y cubren los cuerpos de todas las mujeres que aparecen en el cortometraje Bata por fóra (muller por dentro). La bata como símbolo y como punto de partida.

A partir del trabajo realizado por la artista austriaca Petra Buchegger en torno a esta prenda popular y tradicional, la realizadora viguesa Claudia Brenlla propone una digresión visual y discursiva que, sin estar supeditada a, sí que se hace eco de la propuesta teórica que rige el trabajo de Buchegger, a la que entrevista a través del Skype. Para esta artista la bata es un motivo que simbólicamente la vincula con sus antepasadas: madre, abuela, bisabuelas; con la rama familiar femenina; con el poso de una experiencia y un saber deslegitimados (“o despreciados o ultrajados”, como dice la opereta). El reconocimiento y apropiación de lo femenino (y lo popular) como forma de reivindicación y como engarce con un pasado y una singularidad negadas desde lo simbólico masculino.

Buchegger recoge las tesis de la italiana Luisa Muraro, clave en el pensamiento feminista de la diferencia. Una corriente que surgió en paralelo al feminismo de la igualdad, pero que apostaba por una forma de ser mujer que no estuviera codificada desde el orden simbólico masculino, que no surgiera por oposición a ese neutro universal, y que al mismo tiempo partía de la constatación de una experiencia individual y colectiva: “un no saber qué es ser mujer o cómo serlo libremente” (1). A pesar de los intricados matices (e incluso debilidades) de este pensamiento, se trataría de restituir un árbol genealógico femenino (puesto que las experiencias femeninas disidentes han sido constantemente taladas) y reconocer la autoridad femenina, “reconocer a otras mujeres como la medida del mundo”.

La visualización de la bata, en sus múltiples formas y colores, pasa a ser por tanto la revalorización de un trabajo material, ligado a la tierra y a la vida. Campesinas gallegas trabajan, caminan hacia la cámara o simplemente posan para ella. La apropiación y reinterpretación de la bata hoy, implica este reconocimiento pero sin caer en la nostalgia, el esencialismo o un falso romanticismo. Diseñadoras, artistas plásticas y la propia Brenlla con sus notables puestas en escena (como la de esa mujer que reposa en una tumbona cubierta de caracoles y, como no, vestida con una bata) convierten, de forma lúdica, la bata en el centro de su obra. O, como apunta uno de los personajes de la cinta, en una fuente de inspiración para un nuevo trabajo “retrochic posmoderno”.

Lejos de presentar ninguna tesis – los breves apuntes a la teoría de Luisa Muraro permiten una lectura lo suficientemente abierta y ambigua- el cortometraje se articula como una obra fragmentaria y evocadora, que opta por la acumulación, la asociación y la confrontación irónica, antes que por la construcción narrativa. Lo lúdico frente a lo didáctico. El guiño cómplice frente a la explicación. La descontextualización frente a la univocidad. Así, cuando la directora pide una sencilla y asequible explicación de la tesis de Muraro, la artista austriaca, enmarcada en la pantalla de un ordenador, simplemente responde: “la esencia, ¡buf!”, para pasar por corte a otras respuestas igualmente sintéticas que ofrecen dos campesinas gallegas: “bueno, yo creo que es buena”, y “yo en unas cosas estoy de acuerdo y en otras no”. Idéntica desviación discursiva (o distanciamiento respetuoso) rige otros momentos brillantes del montaje, cómo la ilustración de los argumentos sobre “el orden simbólico de la madre” con las imágenes de una granjera que explica con sentido cariño la crianza de los conejos.

De forma ecléctica se suceden formatos (video, super ocho y diferentes definiciones) y estrategias de puesta en escena (la postal, la performance, la entrevista, el encuentro y otros planos de carácter líricos) conformando un breve vídeo cuyas notables virtudes hay que buscarlas “por fuera”. “Lo de dentro”, sólo puede ser elusivo.

FICHA TÉCNICA
Dirección, guión, producción, fotografía y montaje: Claudia Brenlla
Productora: Laturmadocus
País y años de producción: España, 2008

2 Comentarios

  1. Antonio 08/03/2009 | Permalink

    Creo que Brenlla se apropia con mucho morro de trabajo de la artista austriaca,poniendola ademas como de no saber de lo que habla(entrevista Skype)para justificar así lo vago y superficial del video. creo que hai ideas y material para algo más profundo e interesante que la mera presentacion de situaciones en solo 18 minutos. Hai anuncios de compresas mucho más profundos.

  2. Susana 08/03/2009 | Permalink

    Hay se escribe con y

SUSCRIPCIÓN

Suscribirse a la newsletter

Redes sociales y canales de vídeo

  • Facebook
  • Twitter
  • Vimeo
  • ETIQUETAS

    ARCHIVO