Time Indefinite

Con motivo de la visita a Barcelona de Ross McElwee, invitado por el Máster en Documental Creativo de la UAB el pasado mes de febrero, revisamos uno de los films claves en su filmografía: Time Indefinite (1993), que, representa su mayoría de edad fílmica (y real) en toda regla.


    Post2PDF
Inicio   1 2 3 4

O LA CREACIÓN DE LA IDENTIDAD PROPIA*

Life isn’t about finding yourself,
Life is about creating yourself.
George Bernard Shaw

Una virtud de Sherman’s March es la atrevida frescura con la que McElwee convierte una película sobre la marcha del general William T. Sherman a través del Sur en una irónica –casi frívola– disquisición sobre su relación con las mujeres. Desde un punto de vista personal, la película se antoja como el producto de un hombre ya no tan joven que se resiste a aceptar su condición adulta y todas las expectativas impuestas por la sociedad tradicional del Sur. De forma similar, desde una perspectiva cinematográfica, la película se antoja como una mezcla impresionista de secuencias que retratan las sucesivas experiencias de McElwee con diferentes mujeres, sus reencuentros con la familia, algunos comentarios dispersos y otros incidentes que se suceden durante su recorrido. No hay en Sherman’s March, en realidad, un guión trabajado o una idea que sirva de guía y aporte continuidad y unidad a los diferentes componentes del film. Su valor reside, más bien, en su espontaneidad y en el tratamiento original, sarcástico e incluso auto-degradante, que McElwee da a las situaciones retratadas.

Time Indefinite, en cambio, destaca por su carácter reflexivo y por tejer con cuidado una amplia variedad de material fílmico para convertirlo en una narración extraordinariamente bien estructurada. Esta película es el fruto de un cineasta que ha alcanzado la madurez (o que ha sido obligado por las eventualidades de la vida a sucumbir a la edad adulta) de varias maneras. Por un lado, las líneas temáticas de Time Indefinite son cuestiones filosóficas centrales como la muerte y los lazos filiales y familiares. Sin embargo, la película no pretende ser una (mera) reflexión abstracta, McElwee no trata de hacer afirmaciones universales o ejemplificar preocupaciones humanas. Más bien se trata de dar forma y sentido a las experiencias propias; experiencias que suponen instancias muy concretas de esas cuestiones filosóficas. El cineasta parece estar empleando, pues, esta película como una herramienta reflexiva para examinar y asimilar momentos decisivos en su vida. Por otro lado, la película supera la reflexión informal y el recuento de “sucesos-según-ocurrieron” que componían Sherman’s March. Time Indefinite es un ejercicio de cinematografía y narración mucho más complejo al servicio de dar forma y otorgar coherencia a una multitud de experiencias con diferentes tiempos y procedencias.

Tanto Sherman’s March como Time Indefinite son obras autobiográficas centradas en las meditaciones personales y en la vida del cineasta. Sin embargo, son autobiográficas de forma ligeramente diferente. Mientras que en la primera podría decirse que el film se usa como mecanismo para grabar la simple crónica de una experiencia personal –un itinerario en pos del amor romántico–, en la segunda se emplea como herramienta de auto-conocimiento o como modo de obtener un entendimiento coherente de las experiencias vividas. Sherman’s March se presenta como el devenir de unos hechos tal y como iban ocurriendo, como si no pudieran haberse pensado o haber sido de otra manera. Time Indefinite, por el contrario, muestra una labor reflexiva del que toma una postura sobre los trozos de vivencias grabadas para configurar una posición vital, una concepción del sí mismo. Esto lo consigue McElwee, al menos en parte, a través de la estructura narrativa. Una estructura narrativa que pudo ser otra, pero que al ser la que es, da forma a una identidad personal particular.

En definitiva, podríamos decir que en Sherman’s March el McElwee adulto que-no-quiere-crecer intenta encontrarse a sí mismo a través de un viaje, mientras que en Time Indefinite el director parece darse cuenta de que la identidad no consiste en encontrarse, sino en crearse a sí mismo.

(…)


* Este artículo es una adaptación corta del texto original Time Indefinite and the narrative structure of the self publicado en el libro Paisajes del yo: El cine de Ross McElwee, Efrén Cuevas y Alberto Nahum (eds.), Ediciones Internacionales Unviersitarias, Madrid, 2008. En esta versión se ha suprimido la parte teórica que da cuenta de la teoría de la “identidad narrativa”

Inicio   1 2 3 4

SUSCRIPCIÓN

Suscribirse a la newsletter

Redes sociales y canales de vídeo

  • Facebook
  • Twitter
  • Vimeo
  • ETIQUETAS

    ARCHIVO