Barceporra: policía contra estudiantes 18-03-09

Estos 4 minutos y 41 segundos nos cuentan mejor y más cosas sobre la violencia estructural y la candidez humana que muchas de las obras mayores y más respetables.


    Post2PDF

Estos 4 minutos y 41 segundos nos cuentan mejor y más cosas sobre la violencia estructural y la candidez humana que muchas de las obras mayores y más respetables. Está excelentemente contado, montado y narrado. Y empieza estupendo. Abrimos con un plano general de la fachada de la Universitat de Barcelona, bajamos bruscamente para ver a unos antidisturbios inmóviles, para luego detenernos en la mano de una estudiante delante de una furgona policial alzando un libro (y qué libro: Lenguaje y silencio de George Steiner), mientras en off oímos en catalán: “¿Porras o libros? ¿eh? ¿qué teneis vosotros? ¿Porras o libros?”. Y ya tenemos toda la situación perfectamente dibujada: el escenario, los protagonistas y el megafollón que se nos viene encima. Ni 10 segundos han pasado.

Después abrimos plano, vemos más libros y más estudiantes (al son de “Somos estudiantes, no delincuentes”), pasamos al punto de vista de los Mossos, la policía autonómica de Catalunya, justo cuando avanzan hacia ellos. Cortamos al contraplano situándonos entre los manifestantes y venga: la paliza madre, sin parar, in crescendo, con persecuciones, placajes y porrazos varios, y con reportera incluida de TV3 hablando de “la tensión del momento”, hasta acabar con un coche policial subiendo a un detenido desapareciendo por una Plaça Universitat ya “normalizada”, con el sonido de coches y transeúntes habitual a esas horas. Y si tenemos en cuenta que el vídeo fue colgado en Internet unas pocas horas después de los sucesos (rapidez más oficio), pues no queda más remedio que rendirse, un 10.

“Pero vigila, hombre”, “Si él no ha hecho nada”, “Eres un crack, te quiero, quiero tener un hijo contigo, aguanta…”. Las voces que aparecen casi siempre en off (como privilegiados narradores en directo que subrayan emocionalmente lo que ves, no como un periodista neutral vaciado de toda implicación) crean un sistema de identificación poderosísimo. De la candidez extrema al sentido común más fundamental. Es muy difícil escaparte a lo que ves. Hay tensión, pasión, la violencia es máxima, y las excusas, aunque seas un cínico escéptico, mínimas. El cámara puede estar manifestándose moralmente en silencio (sólo se le intuyen unos breves resoplidos de ¿cansancio?, ¿asco?, ¿miedo?), pero no le van a pegar porque físicamente es otro, un espejo, un poco más dudoso que el de un periodista, pero espejo al fin y al cabo, ¿y quien quiere romper su propio espejo? Y aquí viene la gracia y lo más amoral del asunto: al cámara de este vídeo quizás no le pegaron, o eso se intuye, pero a unos muchos periodistas sí. Y es aquí cuando las voces del establishment dicen que no, que esto es inadmisible, que hasta aquí podíamos llegar. Comisión de investigación interna y bla bla bla, mientras el Conseller de Interior Joan Saura, el simpático eco-socialista, no se le ocurre mejor cosa que salir hablando de la maldita financiación autonómica en el Parlament para intentar desviar la atención mediática. Esa vieja y chusquera táctica de comunicación que, seas del color político que seas, nunca muere por desgracia.

Aviso: este texto está escrito unas horas después de ver el video colgado en blip.tv, sin tiempo ni ganas para despegarse emocionalmente, y está hecho a propósito.

Título del vídeo: Càrrega Mossos vs estudiants 18març2009
Link: http://e.static.blip.tv/cache/1891138/
Duración: 4’41’’
Autor: dvactivisme (http://dvactivisme.blip.tv/)

2 Comentarios

  1. francoe 08/04/2009 | Permalink

    Es impresionante e indignante.
    Luego de acabar volví a reproducirlo y me salió uno más extenso con diferentes momentos de la manifestación incluído el comentado.
    A mi particularmente me resulta muy interesante observar la mansedumbre de los estudiantes y el nivel de desorganización policial. En cierta medida intuyo que se permiten la violencia directa justamente debido a la poca resistencia.
    Si uno pone atención en el entorno nota claramente que no hay una estratégia de desalojo por parte de la policía. Así como también es altamente llamativa la ausencia de gases lacrimógenos. Aquí en la Argentina donde la virulencia suele ser bastante mayor el uso de gases resulta sumamente efectivo, a fin de evitar bajas policiales. Si se intentara reprimir desorganizadamente y a las porras como allí se muestra se desataría una reacción en cadena de damnificados que no resulta conveniente.
    No he visto volar una sola piedra por parte de los manifestantes, ni sillas, ni nada de lo que tenían al paso.
    Tampoco se nota una actitud ofensiva por parte de la gente que registra. Todas esas cámaras mudas.
    El video es excelente. Muy impactante el plano con la chica de tv3, es casi revelador el distanciamiento que impone. También es notable el plano del lapiz, donde uno no puede dejar de notar hasta donde el compromiso con lo real del cámara. Hay algo casi macabro en ser capaz de encontrar un segundo de belleza (casi demagógica) en medio de tal situación. Ese plano me resulta quizás más fuerte que las escenas de violencia directa.
    Cuando me enfrento a estas imágenes tiendo a pensar que si uno no puede hacer de su cámara un arma, mejor molotov.
    Espero equivocarme.

  2. kr3st0 14/04/2009 | Permalink

    Esto me pone de muy mala hostia. Gracias por el video, con esto no tienen excusas los de uniforme.

SUSCRIPCIÓN

Suscribirse a la newsletter

Redes sociales y canales de vídeo

  • Facebook
  • Twitter
  • Vimeo
  • ETIQUETAS

    ARCHIVO