Jay Rosenblatt

El realizador norteamericano Jay Rosenblatt estuvo presente en la quinta edición del Festival Play-Doc de Tui recientemente celebrado, donde presentó su cortometraje ‘Beginning Filmmaking’, que sigue la senda de sus anteriores trabajos cofilmando con su hija. Aprovechamos su visita a España para entrevistarle y hablar de toda su filmografía, bastante desconocida en nuestro país.


    Post2PDF

Fotografía cortesía de Play-Doc.

 ¿Cómo empezaste las películas con tu hija?

Después de que ella naciera, ser padre significó mucho tiempo y energía… En esos meses alguien me preguntó a qué me dedicaba y bromeando le respondí: “Yo solía ser un realizador”. Y esta broma me dio la idea de que aún podía hacer películas pero quizás haciéndolas con ella, de que podía matar dos pájaros de un tiro. En realidad, siempre filmaba, como cualquier padre o pariente. Así, en 10 minutos conté un poco su desarrollo de los 14 a los 18 meses, y lo conté con términos fílmicos. Me lo pasé muy bien, el cortometraje funcionó y pensé que podía seguir haciendo películas con mi hija. Parcialmente también porque era muy divertido, y esto era una bonita balanza con todos mis otros filmes, que son muy serios. De esta manera hice el primero de los cuatro cortometrajes con mi hija Ella, I used to be a filmmaker (2003).

 Pero ahora ya no harás más películas con tu hija.

En principio Beginning filmmaking (2008) es la última. Lo único que podría cambiarlo es que ella me dijera “papá, quiero hacer otra”. Pero no quiero imponer nada. Esta última me demostró que ella tiene su propia personalidad y también quiero respetar su privacidad en su crecimiento, es mucho más importante ser un buen padre que hacer documentales.

¿Eres profesor de cine?

 A tiempo parcial. Vivo de mis clases y de mis películas, aunque mis películas son muy poco comerciales. Mis clases son sobre la realización de películas, sobretodo de documentales y de ensayos, un poco lo que le enseño a mi hija (ríe). Como llevarlos a cabo a la práctica, en su realización y edición. Lo hago en el San Francisco Art Institute, a veces en la Univesidad de Stanford…

Creo que en España gran parte de tus películas permanecen bastante desconocidas, excepto apariciones puntuales en algún festival. Cuando pude ver Human Remains en el Festival de Pamplona hace escasas semanas le dije a un amigo “debemos descubrir el resto de películas de este tipo como sea”. ¿Me podrías hacer una breve introducción a tu filmografía?

Bien, Human Remains es probablemente mi tercera película de ese estilo de collage, usando material de archivo, y haciendo algo diferente con él, recontextualizándolo, cambiando sus significados, a través de la manipulación de las imágenes y el sonido. Antes de esta, hice The smell of Burning Ants (1994), que reflexiona sobre la educación infantil de los varones, sobre la crueldad y violencia en la niñez. Y anteriormente, había hecho Short of Breath (1990) que trata de cómo una generación traspasa sus problemas emocionales a la siguiente generación. Aunque tiene más de experimental que de documental. Y después de Human Remains hice otra película de este tipo, King of the Jews (2000), que habla sobre los caminos de la cristiandad y el antisemitismo. Y mi relación con Jesús cuando yo era niño. Crecí educado como judío y con mucho miedo a la idea de Jesús. Cuando tenía 7 años, esto está en la película, mi madre me llevó a una “sneak preview”, que es como una proyección sorpresa, la gente no sabe que va a ver hasta que empieza la película. Era en un gran teatro de Nueva York, el Radio City Music Hall, lo conoces?

Lamentablemente no.

Pues es un viejo y enorme teatro de Nueva York. Fuimos allí y la película sopresa fue King of Kings (1961) de Nicholas Ray, que es sobre la vida de Jesús. Viendo la película, con mi madre y su mejor amiga, me di cuenta de que Jesús era judío. No me lo podía creer, fue como un shock. Le dije a mi madre “cómo no podemos creer en él si también es judío?” Ella no pudo explicármelo fácilmente. Cuando fui un poco mayor leí sobre Jesús, me interesaron sus enseñanzas y sentí la necesidad de hacer un film sobre ello, reclamar a Jesús como judío. De nuevo, tiene forma de collage, usando también películas familiares que mi padre había hecho. También he realizado muchas piezas pequeñas con found footage, y sólo otra película más larga, Phanton Limb (2005) que estuvo en el Festival Punto de Vista hace unos años. Cuando yo tenía nueve años, mi hermano menor murió, y habla de este tema. Combina elementos tradicionales del documental como entrevistas, con partes de este estilo de collage con material de archivo, es una mezcla.

 ¿Esta es toda tu filmografía?

Esto es la parte grande, sí. Las obras cortas son de 1, 2 o 3 minutos. En total tengo unas 25 películas. En Europa se han mostrado bastante. The smell of Burning Ants ganó el primer premio en Locarno en 1994 en la sección cortometrajes. La primera que ganó diversos premios fue Short of Breath (1990) pero The Smell… llegó a verse por muchos festivales europeos y en España diría que se proyectó en la televisión. En un programa… no me acuerdo, hace unos tres años. Me entrevistaron y pasaron algunos clips de mis películas. Olvidé el nombre del programa y de la periodista. Creo que era en TVE. ¿Metrópolis? Creo que se llamaba así, era un tipo de magazín cultural.

¿Podemos hablar de otros realizadores norteamericanos independientes? Me gustaría compartir opiniones, saber si os conoceis… Por ejemplo sobre Ross McElwee.

Coincidí con él una vez, realmente no lo conozco. Considero Sherman’s March un clásico. Un trabajo maravilloso, una película seminal, en muchos sentidos. El inicio del documental personal, donde tú eres el sujeto. Influenció a muchos realizadores. Bright Leaves también me gustó mucho, son dos de mis películas favoritas. Son excelentes.

Estuvo en Barcelona hace escasamente un mes. También Alan Berliner, pudimos conocerlo hace un año en Barcelona.

Es amigo mío. Es un maestro. Un maestro, realmente. Su precisión, cada segundo está trabajado. Intimate stranger sobre su abuelo es un film increíble, y también Nobody’s business y Wide Awake… ahora tiene una exposición en San Francisco creo que llamada Genesis. Es un realizador inteligente e ingenioso.

James Benning.

Lo conocí en el Tribeca Film Festival pero realmente no soy cercano a él, hacemos films muy distintos. Sólo he visto dos de sus películas y ambas me gustaron mucho. Largos planos de gran composición, unas localizaciones maravillosas, un gran sentido del espacio.

Háblame de otros que yo no conozca, underground o independientes, y que valga la pena ver.

Uno de mis amigos más cercanos es Caveh Zahedi. ¿Conoces I’m a sex addict? Esta película se pasó por todo el mundo. No ha hecho demasiados cortos, sobretodo largos. Es muy bueno. Mi amiga Ellen Bruno, hace películas sobre temas asiáticos, muy poéticos y políticos a la vez, muy bonitos. En un sentido más experimental Bill Morrison, Decasia. También Craig Baldwin, quien vive en San Francisco, hace películas muy alocadas, anárquicas. Vende material, clips. Un tipo genial.

¿Me podrías decir alguna película que hayas visto este último año o dos años que te hubieran gustado mucho? No importa el qué, si ficciones, comerciales, documentales, anuncios….

No, anuncios no. Mmm… ¿qué filmes…? Uno de ficción, Ballast, de Lance Hammer. Ganó en Sundance ahora hace un año. Muy bonito. Y el documental que ganó el Oscar este año Man on Wire (de James Marsh). Un film muy bien hecho, pequeño e independiente es The visitor (Thomas McCarthy, 2007) del mismo director que hizo The Station Agent (2003), que también estaba muy bien hecho. Ah, también un documental sobre el Katrina Trouble the water. Son dos realizadores, Carl Deal y Tia Lessin.

Disculpa si he metido la pata en alguna pregunta, no conozco bien lo que has filmado, quizá olvidé cosas importantes. ¿Quieres añadir alguna cosa más?

No, está bien. Es un buen inicio.

En Barcelona, en el ciclo Xcèntric del CCCB, se podrán ver cuatro películas de Jay Rosenblatt el próximo 23 de abril.

2 Comentarios

  1. Betuska 20/04/2009 | Permalink

    Gracias por esta entrevista! Este fue mi primer año en el Play-Doc y la experiencia de Jay Rosenblatt me pareció interesante y atrevida.
    Diría que abre nuevas miradas a personas, que como yo, trabajamos con los más pequeños.Tomo nota para seguir conociendo su filmografía!

  2. Julian 21/04/2009 | Permalink

    Soy de Madrid y por casualidad he podido disfrutar de la programación exquisita de este festival que me ha dejado completamente impresionado por la masiva afluencia y participación de un publico entregado. Una suerte poder ver las pelis de Stonys al que conocía por vosotros y un regalo descubrir a B. Dziworski.La peli de Rosenblatt me provoca cierto conflicto por su manera de ‘dirigir’ a su protagonista…pero un gran trabajo.
    Pues eso que voy a muchos festivales y de verdad pocos como este. Una verdadera CELEBRACIÖN del cine… Enohrabuena a quien corresponda.

Voy a decirlo!


Tu dirección no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

SUSCRIPCIÓN

Recibe mensualmente nuestra newsletter

También puedes sucribirte a través de nuestros Feeds

Y en nuestros canales de vídeo y redes sociales

  • You Tube
  • Blip.tv
  • Twitter
  • Facebook
  • Ocasionalmente, podrás seguir nuestras noticias, eventos y recomendaciones en el blog de nuestro partner venuspluton!com

    ETIQUETAS

    ARCHIVO