Alrededor de las salinas

En Alrededor de las salinas al espectador no se le permite aferrarse a nada, quedando sujeto a la extrañeza. Este fue el segundo trabajo de Jacinto Esteva. El primero, Notas sobre la inmigración, ha estado cuarenta años desaparecido y sólo ahora ha sido recuperado, permanece inédito todavía.


    Post2PDF
Inicio   1 2

“He aquí la síntesis”. Un montón de salineros sentados en corro y a un hombre en el medio, de cuclillas, micrófono en mano. Pregunta: “¿sabía usted que su compañero estaba enfermo?”. “No, yo no sabía nada”. De repente, otra voz se superpone a esta entrevista, una voz distinta a la que ha explicado el experimento, que nos va explicando y resumiendo las respuesta de los obreros. Las respuestas de estos se escuchan de fondo, como un runrún ininteligible. No importan las respuestas sino las conclusiones, como si de un experimento científico expuesto en un congreso de neurociencia se tratara. Porque con un lenguaje científico se sacan las conclusiones: “el veinte por ciento restante mostró su preocupación por la mujer e hijos del salinero. Al especificar a su vez este punto, descubrimos dos posiciones, la preocupación directa por la familia del muerto, y la posición refleja derivada de la posibilidad de su propia muerte. En las últimas preguntas, pudimos observar una desconfianza creciente hacia  nuestra encuesta, demostrándose que una mayoría no creía en la autenticidad de la muerte del salinero. Este hecho se concretó al obtener la respuesta de este hombre que nos contestó: todo esto no es verdad, mi compañero no ha muerto”.

Por corte, este hombre que desvela el mecanismo del director, aparece vestido de luto acompañando a un féretro; el del compañero que no ha muerto en la vida real, pero sólo para el experimento. Vemos el entierro, otra vez con ese costumbrismo antropológico de los documentales etnográficos: un carro tirado por un caballo donde está el ataúd y detrás la gente, el cura, el monaguillo, todos caminando apesadumbradamente. Suena una música extradiegética, percusión jazzística (otra quiebra más). De repente, vuelve el sonido diegético, ruido de pasos cuando vemos los pies de la comitiva fúnebre. Y al final, el entierro; lo que no ocurrió en la realidad, ocurre en la puesta en escena, en la mise-en-realité de la película, creando un momento de total incerteza.

En la secuencia final vemos una pelea de gallos. Sanguinolenta y larga escena de muerte y destrucción. Cuando uno de los gallos gana, dos niños entran en cuadro, lo cogen, y salen corriendo con él, por las calles blancas y sinuosas de la isla. Cuando llegan a la playa, lanzan el gallo al aire, para que vuele, libre. Y la imagen se congela. Sobre la pantalla en negro aparece la palabra FIN.

El cronista que esto escribe no alcanza a interpretar verazmente esta metáfora, viendo en ella la voluntad de un autor de ejercer su capricho, su albedrío, de no dejar sitio en su película para nadie. Cine de la incomodidad, pero no por lo morboso de sus imágenes, sino por todo lo contrario, por la inaccesibilidad de imágenes tan simples.

Hay un tópico en la crítica de hoy que es hablar de la “hibridación de géneros”, el uso de distintos recursos, a veces dispares, para crear un discurso homogéneo. En Alrededor de las salinas, la intención de Esteva es la contraria. A partir de recursos típicos y conocidos (documental turístico, voz en off omnisciente, naturalismo en la toma de imágenes, recreación en estudio del sonido diegético) crea algo incongruente, algo que explote hacia fuera, algo donde no agarrarse.

Una joya del cine, escondida y sin pulir. Y para el que esto escribe una de las cumbres del cine experimental español.

Inicio   1 2

3 Comentarios

  1. maia 05/11/2012 | Permalink

    Hola,
    estoy muy interessada en la pelicula “Alrededor de las salinas” de Jacinto Esteva. Donde se puede ver ? Existe una distribuidora de la peli ?
    Gracias

  2. Luis E. Parés 06/11/2012 | Permalink

    Esta película está disponible ne la biblioteca de la Filmoteca de Catalunya. Allí la puedes visionar e incluso sacar en préstamo.

  3. Rut 21/11/2012 | Permalink

    No conocía la peli de las salinas de Esteva. Muchas gracias Luis por llegar a ella.

SUSCRIPCIÓN

Suscribirse a la newsletter

Redes sociales y canales de vídeo

  • Facebook
  • Twitter
  • Vimeo
  • ETIQUETAS

    ARCHIVO