Elías León Siminiani. Bifurcación en el Mapa

Charlamos con Elías León Siminiani, uno de los realizadores de cortometrajes ensayísticos más prolífico en España en los últimos años, a raíz del estreno en salas de su primer largometraje, Mapa, diario filmado que tiene como punto de partida un viaje a la India y una búsqueda interior.


    Post2PDF

Pasó Elías León Siminiani por Barcelona a causa de unas clases en la UPF y aprovechamos para encontrarle y charlar con él a propósito de su primer largometraje, Mapa, pocas semanas antes de su estreno en salas. La obra de Siminani es como las vías del tren, son dos líneas en paralelo pero, a diferencia de estas discurren pegadas la una a la otra o incluso de cuando en cuando se entrecruzan. Podríamos observar su vía ficcional, hasta ahora en cortometrajes como El Premio (2011), y su vía ensayística y/o diarística, con una serie también de cortometrajes como El Tránsito (2009). En este “apartado” brilló un pequeño hit dentro del cine independiente español, Límites. 1a persona, que llegó a ganar, entre muchos otros, el Premio Cortometrajes Versión Española-SGAE 2011 y a emitirse por TVE. La primera vía está influenciada algunas veces por aspectos documentales y la segunda por construcciones ficcionales. Dentro de esta bifurcación unida, o de esta unidad bifurcada, nace Mapa, a modo de diario espontáneo pero posteriormente construído, reescrito, y que tiene como punto de partida un viaje a la India y una búsqueda interior. La película se estrenó en el Festival de Cine Europeo de Sevilla, copremiada como mejor documental, obtuvo el premio Opera Prima en el REC Tarragona, estuvo presente en IDFA y Mar del Plata, y es finalista en los Premios Goya 2013 en la categoría documental.

M. Martí Freixas: ¿Este diario que estás filmando en Mapa lo haces desde hace muchos años? ¿Desde la adolescencia? ¿O es algo más reciente?

Elías León Siminiani: Haciendo diario escrito llevo mucho tiempo. En cine me lo comencé a plantear hace 4 o 5 años. Decidí empezar a viajar, llevarme la cámara y grabar aleatoriamente sin preparar nada. Vengo de la escuela esta de “grabar es un acto sagrado” y “el travelling es una cuestión moral”. También por los cortos de ficción que filmé tenía la idea de preparar mucho, filmar lo necesario y punto. Hubo un momento, hace unos años, no sé si tiene que ver con un proceso de terapia que empecé más relacionado con la introspección, que empecé unos viajes tipo mochilero. Iba con la cámara y grababa de una forma contraria a la que había hecho siempre, que había sido con equipo, con set, o similares. Grababa lo que me llamaba la atención, lo mantuve en viajes durante varios años, y entre eso, el proceso introspectivo y los cortos que tenían que ver más con la primera persona, pues creo que fui aterrizando en este diario. Pero el hecho de escribir diarios… siempre, en libretas, desde la primera juventud. Tengo mucho escrito aunque intermitente. Se mezcla también con notas de trabajo, notas de cosas… Durante un tiempo iba con 2 o 3 libretas encima, la de las notas personales, la de las notas de “trabajo creativas” y una tipo agenda. Algo así. Después ya hice un híbrido, fechando las cosas, y es todo mezclado.

¿Después de terminar el montaje has parado de hacer diario filmado?

No, grabo bastante. En los últimos meses, que he estado viajando un poco con la película, llevo una cámara muy pequeña encima. Voy tomando apuntes y lo voy guardando en discos duros. Hablo encima, algo que no había hecho hasta ahora, mientras filmo hablar encima como si fuera una improvisación de jazz. Todo el texto que hay en Mapa es muy elaborado. Y de repente esto es “¿cómo sería empezar a grabar y hacer el texto ya?”. No tendría ni la mitad de estilo pero me gustaría avanzar por ahí.

Joseph Morder, uno de los obsesivos del diario filmado desde su adolescencia, a veces pone voz en off mientras filma, improvisando, y crea unos comentarios maravillosos. Lleva años de práctica con el tema.

Sí, es un trabajo, como ejercitar un músculo. Quizás necesito 4 o 5 años para conseguir algo, de momento me da vergüenza pero a menudo cuando algo me da vergüenza luego acabo encontrando algo interesante ahí.

¿El proceso de escritura de la voz en off en Mapa, es en paralelo a la grabación? ¿O sea, tiene que ver con los diarios escritos?

Sí y no, depende. El trabajo que he hecho previo tipo los Conceptos Clave del Mundo Moderno, está hecho del texto a la imagen. Sin embargo, la parte de trabajos más diarística, como Límites 1a persona, es lo contrario, de la imagen al texto. Tengo esos brutos y quiero escribir un relato que tiene que ver con algo que sentí cuando lo grabé. Creo que en Mapa hay un poco de las dos cosas, empieza siendo muy controlada, un tipo va a un sitio, está sobrepasado e intenta controlar todo. Poco a poco trata de abrirse hacia donde mande más la vida, o sea, mandan más las imágenes. Hay una especie de híbrido de estos dos métodos.

Durante la grabación y los viajes aparece a menudo un “otro yo”, una voz interior con la que discutes y que te frena a filmar cosas, por ética, porque te cuestionas quien eres para filmar la miseria o las protestas… Tuve la sensación de inmediatez, de pensar en voz alta, pero a la vez es algo que ha quedado construido en el montaje.

Eso está desde el principio. Todos los sentimientos están y luego les doy forma. Es para mi esencial, es lo que sufrí cuando grabé. Cuando escribía estas anotaciones no había esta forma del “otro yo” que me dice tal y cual, pero esas notas están ahí. Luego, mucho después, excarbo en las imágenes y doy forma a esos sentimientos.

¿Cuánto de ficcional ves en esta construcción? Al cineasta que más me ha recordado es a Woody Allen.

Yo le veo más relación con Ross McElwee, quizás en algunas partes con David Perlov, pero McElwee tiene humor y es mucho más innato su sentido de la narración, algo que yo también intento tener. Perlov está en un lugar de sabiduría que yo no estoy ni de coña, hay que saber sostener silencios y sostener una serie de cosas que a día de hoy no sé. En cuanto a Woody Allen, creo que soy mucho más parecido al personaje que hay en Mapa respecto al Allen real y el personaje. Hay ficción en Mapa pero no en inventarme este tipo locuelo o indeciso sino en como se va tejiendo el relato. Hay muchas estrategias que tienen que ver con la ficción, como un montaje paralelo. Recursos de ficción que se pueden usar en documental pero son menos habituales. Por ejemplo, el personaje de Ainhoa en la película está tratado desde el principio como un hada de cuento y todas las decisiones que se tomen entorno a ella tienen que ver con “voy a construir un hada”, pero porque ella para mi en la realidad tiene un punto de hada, y voy a potenciar ese punto mágico con herramientas que tienen que ver con el cine de ficción. Pero la base no me invento nada. No sé si te he respondido.

Perfectamente. Si me hablas de Ross McElwee la diferencia básica que veo es que tiene un poso de profundidad con sus imágenes que tú no tienes, por el paso de los años. Él es como Morder, un obsesivo, graba desde que es adolescente, creo, no sé cuantas bobinas y cintas debe tener en su vida acumuladas, mezcló su vida y el cine, como si fueran solo uno. Entonces se mira el material a veces con 10 años de distancia. Las reflexiones que hace a partir de ahí son distintas a tu diario que lo veo más inmediato, más fresco, como si hubiera nacido la película a partir de los vídeos caseros de algunos viajes recientes.

Es verdad, la película tiene esta “cosa” más directa o espontánea. Cuando me acojo a McElwee como figura, para mi es por dos cosas. Por la ironía y por el sentido del relato. Creo que McElwee piensa más en la audiencia que tendrá después que Perlov, por ejemplo. Werner Herzog también piensa en ella. Yo me sitúo ahí. Tiene que ver con una formación y con un origen. ¿Quién tiene en cuenta al espectador y quién no? Pero no en un sentido comercial, lo típico de “tenemos que tener un target”. No me refiero a eso. Sino quién imagina la película como un acto de comunicación cuyo éxito se mide si comunica frente a quién está creando algo más inmanente, que puede o no puede comunicar, pero ése no es su objetivo. Me considero un narrador y siempre me pongo en un sitio donde pienso en el espectador, sin tener esto vínculo alguno con el cine comercial. Sé qué es Mapa, una película pequeña, sé a través de qué canales se puede distribuir, que si llega a salas será en un par de salas pequeñas, etcétera. Pero quiero que tenga la potencialidad de que si cambiase el mundo y pudiese alcanzar a más gente, pudiera llegar a esos espectadores. Y esto tampoco tiene nada que ver con “a ver si doy la campanada”. Me encuentro muy cómodo en este “otro cine” y si la película empieza a ser un poco más grande, estoy contento, pero tampoco es mi sitio natural, y ahí sí estoy incómodo pues no sé muy bien como manejarme.

Sí, es donde quería ir a parar. También porque comentas lo de la formación y el origen. Mapa es como un viaje que parte de tu trayectoria del cine realmente independiente documental español y va camino hacia la voluntad de llegar a un público amplio. Tiene como este sistema doble, una bifurcación que corre en paralelo en todo el proyecto, también por ser un documental con tintes de ficcionalización en la escritura.

Ten en cuenta que vengo de la ficción, he hecho cortos de ficción durante muchos años. Estudié cine en Columbia, es la escuela americana canónica del guión de ficción. En todos los años que estuve allí no vimos ni un solo documental. He trabajado en televisión en ficción, más cuatro cortos en 35mm de ficción, el año pasado El premio que estuvo nominado a los Goya. Mi camino durante todos estos años ha sido paralelo, los cortos y el mundo de ficción por un lado y el mundo independiente y digamos “más autoral” de no ficción por el otro. Esa zona híbrida donde me sitúo tiene que ver con una trayectoria que llevo haciendo hace muchos años. Cuando estoy haciendo Mapa, sobretodo en la segunda parte de la película, hay muchos momentos que me planteo “¿cómo haría esto si fuera una ficción?”. Para mí hay “la esquina Hitchcock”, “la esquina Kubrick”, que son cosas que me sirven solo a mi. Aunque esto sean unas búsquedas imposibles, por muchos motivos, pero la fuerza de la tensión tiende hacia la ficción. Cuando hago la película tengo en la cabeza a Pasolini, a McElwee pero también a Truffaut. Y esa es la propuesta, no es que vengo de un sitio y me planteo como voy a llegar a más gente, sino que…  yo soy así. Si me pusiera en esa actitud que comentabas creo que no llegaría a ninguna parte.

Puede ser que Mapa sea menos apreciada por el público que valoró tus cortos documentales ensayísticos, que la encuentren digamos más ligera o superficial, pero que por otro lado puede llegar a un tipo de espectador que no te conoce de nada, que encuentre en esta película algo nuevo para ellos, algo hecho aquí por este tipo “locuelo”, que les sorprenda y les guste, gente de generaciones que nunca se han acercado a ese “otro cine”.

Eso es verdad, ya lo he visto, sé que en la operación pierdo gente, pero… uno es lo que es.

Quizás es como el desencanto parte de sus seguidores de Metallica a mediados de los 90. Aunque me parece que siguieron ganando muchos millones…

Eso lo dudo mucho. Me conformo si Mapa me da el pase para poder hacer el siguiente proyecto…

Comentabas que todo el proceso han sido unos cuatro años de trabajo. ¿Cómo te planteaste la producción?

El proceso de producción de la película es curioso, es un híbrido entre amateur, doméstico y profesional. Pacté con las productoras para que no se gastasen un duro hasta el primer montaje, en nada de rodaje, texto, voz. Y cuando hubiera un primer montaje ahí sí invertir el dinero en posproducción, en hacer los derechos de imagen, derechos de música, mezclas profesionales, cinco meses de montaje de sonido… Cuando llegamos al montaje la película entró en un proceso más profesional, si quieres llamarlo así.

¿Hay algo que quieras añadir?

Hay un tema que no ha salido y me gusaría sacarlo.

Suéltate.

Para mi es importante el paralelismo entre vida y película. Un tipo está intentando superar un proceso vital determinado y a la vez está intentando hacer una película. Si consigue acabar el film superará el proceso vital, o sea, todo el nivel metalingüístico que hay, para mi, no tiene que ver con hablar de cine, sino que la película se convierte como… en una metáfora de la vida. Tenía presente esto siempre cuando escribía y montaba, por eso los títulos de crédito están divididos en “película” y “vida”.

¿Eres Géminis?

Sí.

Mapa de Elías León Siminiani tiene previsto el estreno en salas de cine de España el próximo 1 de febrero.

3 Comentarios

  1. Guillermo 01/02/2013 | Permalink

    Si se quiere ver todos sus trabajos previos, están todos recogidos y comisariados en http://margenes.org

  2. Dissapointed 08/03/2013 | Permalink

    He visto muchos cortos de Siminiani, y me han gustado mucho. Acabo de ver esta película, que por otro lado agradecí ver en pantalla grande en una ciudad donde apenas se proyectan documentales. Y no me gusta reconocerlo, pero me decepcionó.
    Tiene grandes hallazgos, como el punto de vista del narrador (doble, como insinuáis en esta entrevista), y del montaje. Refleja las dudas que cualquiera sentimos al montar y al contar hasta en el vídeo más sencillo. Y la respeto, porque entiendo que el director se desnuda anímicamente y eso es muy valiente. Pero hacia la mitad empecé a cansarme, dejó de divertirme y terminé con la sensación de que no había descubierto nada gracias a ella, porque se alargaba dando vueltas a lo mismo.
    Terminé preguntándome si era un tratado de gilipollez emocional, que es un concepto que me aplico a mí, pero que no considero ningún descubrimiento. Y si merecía la pena.

  3. Llu-ï-set 12/03/2013 | Permalink

    Hay seres humanos que están condenadas a transmitir, su vida es una agridulce esclavitud, y sólo por eso ya se merecen un pedazo de buen pan; la verdad es que sirven para poco más, aunque , la verdad es que alguna amiga me ha comentado que Elías es bastante buen amante, y eso tampoco está nada mal.

Voy a decirlo!


Tu dirección no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

SUSCRIPCIÓN

Recibe mensualmente nuestra newsletter

También puedes sucribirte a través de nuestros Feeds

Y en nuestros canales de vídeo y redes sociales

  • You Tube
  • Blip.tv
  • Twitter
  • Facebook
  • Ocasionalmente, podrás seguir nuestras noticias, eventos y recomendaciones en el blog de nuestro partner venuspluton!com

    ETIQUETAS

    ARCHIVO