Festival Punto de Vista 2013. Coitus interruptus

El Punto de Vista 2013 fue un éxito. En un momento en que el país defallece este evento cultural ha encontrado, año a año, su público nacional y su lugar cinematográfico internacional. Pero el festival Punto de Vista 2014 no existe. La interrupción de la anualidad del festival corta su progresión y afecta a la energía que el cine independiente genera en España.


    Post2PDF

Nota discordante: las decisiones del jurado

Las decisiones del jurado en la adjudicación de los premios, en mi opinión, fueron desacertadas. Apuda del realizador He Yuan ganó sorprendentemente el festival. Dejà vu en muchos documentales chinos que aparecen anualmente, filmación observacional de familiares ancianos y en condiciones precarias, con unos encuadres repetidos que pudieron con la paciencia de muchos espectadores. En mi caso vi los primeros 90 minutos exactos de los 145 de duración y lo dejé. El segundo premio en importancia, Premio Jean Vigo, fue para el corto de 5 minutos de John Smith, cineasta de carrera ya consagrada, Dad’s Stick. Trabajo breve y conceptual de connotaciones biográficas y políticas. A mi parecer, filmes largometrajes como El Jurado (de Virginia García del Pino, reseñado en números anteriores), Un Mito Antropologico Televisivo, Gui aiueo:S o The Island of St. Matthews podían optar con todo merecimiento a este galardón, así como All’ombra della croce o Vers Madrid merecían algun tipo de reconocimiento. Se volvieron de vacío.

El premio del público fue para A world not ours, de Mahdi Fleifel, un documental convencional pero sobrecogedor acerca de un palestino refugiado en Líbano que sobrevive con desesperanza en un mundo que no le pertenece. Lo mejor del filme se encuentra al inicio, cuando el realizador muestra de manera esclarecedora la función del fútbol, en un Mundial, como evasión de la realidad de esta comunidad “presa”. El Modelo de Germán Scelso se llevó una de las menciones. Es un retrato bruto que se salta adrede algunas convenciones sobre la ética de filmar los otros, con un personaje protagonsita lisiado, maleducado y perturbado, mostrado de manera tan obvia que tampoco genera mucha provocación ni disgusto.

SUSCRIPCIÓN

Suscribirse a la newsletter

Redes sociales y canales de vídeo

  • Facebook
  • Twitter
  • Vimeo
  • ETIQUETAS

    ARCHIVO