Especial Punto de Vista 2010

Crónica especial de Blogs&Docs a raíz de la sexta edición del festival Punto de Vista de Pamplona (5-13 de febrero). Fotografías: Rodrigo Pérez / Punto de Vista.


    Post2PDF
Inicio   1 2 3 4 5 6 7 8 9

Valoración del festival

Repetir otra vez que el Festival Internacional de Cine Documental de Navarra Punto de Vista (PdV) es la referencia para el cine de lo real en España quizá empiece ya a ser cansino, pero nos vemos obligados a hacerlo. En seis temporadas se ha convertido en la avanzadilla del documental en el país, también en un importante encuentro para el cine español en general -uno de los más sugerentes- y empieza a destacar como festival de prestigio a nivel internacional a pasos agigantados. Entendiendo el concepto cine documental de manera muy abierta, esta sexta edición vivió un cambio de director pero no un cambio de rumbo, sino una continuidad (con algunas variantes que quizá se acentuarán en el siguiente) en su sobresaliente senda. Es por todo ello que en Blogs&Docs, después de estar presentes en el festival por cuarto año consecutivo, decidimos hacer por primera vez una cobertura inmediata y en profundidad de esta edición 2010.

Público

Las decisiones del jurado al repartir los premios fueron muy acordes con la apuesta clara del evento y del público que PdV tiene (¿tiene el público que ha creado? o quizá se han encontrado mutuamente). Es un público con unas expectativas de innovación, radicalidad, que incluso no encaja del todo bien las propuestas de documental más canónico. Es por ello que estas propuestas sólo han aparecido en la sección oficial, casi nunca en ninguna de las paralelas, lo que hace que la competición viva cierta tensión con la línea del festival, ya que debe mostrar cierto balance en sus elecciones.

Sin saber cifras oficiales, tenemos la sensación de que hubo más gente este año que en los anteriores. El primer fin de semana se vivió cierto overbooking, que disminuyó el lunes, pero a lo largo de la semana fue llegando más y más gente. Aparte del interés creciente que el PdV va despertando en la ciudad, representa también un cruce de caminos para el sector. El festival fue inundado por realizadores, críticos, productores, programadores, estudiantes y profesionales en todas sus variantes. Con dos denominadores mayoritarios en común: españoles y jóvenes. Quizá es un poco aventurado afirmarlo, pero parece que el futuro del audiovisual “documental” o del audiovisual más creativo español, está encontrándose en Pamplona cada febrero. La organización del evento es prácticamente impecable, desde aquí apostamos para subir algunos escalones más. Ya que el aumento de público e interés es notorio, sería muy bien recibida una videoteca totalmente profesional, que facilitaría aún un poco más el acceso a las películas participantes.

Comentarios al azar

Escuchar y cazar comentarios azarosos es una tarea muy divertida. En el desayuno en el hotel, cuando se acaba la película y se abren las luces o en el bar de enfrente del cine entre sesión y sesión. En general, por lo oído en estos alrededores del evento, la sensación general (más allá de que unas películas gusten más y otras menos) es que “toda la movida es muy positiva”. Un hecho crucial: “vale la pena desplazarse para ver las películas”, y es que muchos de los asistentes aplazan su trabajo para visitar Pamplona en esas fechas. Nos quedamos con un comentario sencillo pero significativo que recogimos a la vuelta, en la estación esperando el tren hacia Barcelona. La dijo un joven realizador y montador: “He estado pocos días pero ha sido muy estimulante. Me entran ganas de seguir haciendo cositas. He visto cosas interesantes que me plantean cuestiones diferentes a las habituales, muy distintas a otros festivales que conozco, que sólo se interesan por contar una gran historia. Aquí siempre hay muchas otras inquietudes.” Y con otro de un crítico un poco más severo que hacía hincapié en “la repetición de modelos en las películas. No se percibe esa creatividad en la ruptura de fórmulas y normas de hace unos años atrás, y que todo el mundo parece empeñado en seguir publicitando. Echo en falta películas inclasificables”.

Futuro

El PdV tiene una misión definida y su aportación al cine de lo real nacional es de gran utilidad. Su foco y su base es la imagen, sin límites, sin barreras sociales, políticas, artísticas o las que sean. Es el valor y el análisis de la imagen la que nos llevará en todo caso hacia estos otros ámbitos. A esto y a todo lo citado anteriormente, hay que sumarle la manera en que ha absorbido los nuevos vientos que soplan en el mundo festivalero. El futuro de algunos festivales rezuma lo incierto, por la crisis, por la sobredosis de festivales, y porqué Ignasi Guardans parece dispuesto a revolucionar el panorama audiovisual español. Apuntaba el director del PdV, Josetxo Cerdán, su reconversión “los festivales son la única ventana para que ciertos públicos vean otro tipo de cine. Se están convirtiendo en una red alternativa de exhibición. Quizá el nombre de festival no les ajusta bien” (Diario de Navarra, 04/02/2010). Deseamos que el Punto de Vista 2011 pueda mantener el alto ritmo de este excelente viaje.

En este número especial de Blogs&Docs, pues, se abarca la Sección Oficial, la llamada La Región Central, y las secciones paralelas dedicadas a Jem Cohen, a Paulino Viota, a realizadores españoles emergentes, la sección relacionada con Jean Vigo y un artículo especial para el reencuentro con James Benning. En los próximos números de Blogs&Docs completaremos el repaso al PdV 2010 con un artículos sobre las proyecciones dedicadas a las tres cineastas norteamericanas (Lynne Sachs, Alisa Lebow y Chick Strand) y la publicacón de una entrevista con Ricardo Íscar.

Iván G. Ambruñeiras
M. Martí Freixas

Inicio   1 2 3 4 5 6 7 8 9

Un Comentario

  1. gertrud 16/02/2010 | Permalink

    Ja, hasta me he reído, además de informarme. Gracias

SUSCRIPCIÓN

Suscribirse a la newsletter

Redes sociales y canales de vídeo

  • Facebook
  • Twitter
  • Vimeo
  • ETIQUETAS

    ARCHIVO