Felipe G. Gil, integrante de ZEMOS98

En breve, iniciará la 12ª edición del festival del festival ZEMOS98 bajo el tan sugerente como misterioso título “Microbios, seres vivos diminutos”. Rubén Martínez de YProductions ha entrevistado a Felipe G. Gil del colectivo ZEMOS98 para que nos explique la línea editorial que ha ido acompañando a las diferentes ediciones del festival, en especial la publicación “Código Fuente: la remezcla” donde conceptos como el de archivo, memoria, ensamblaje, cita y remix son claves ineludibles que conforman el subsuelo de la cultura libre.


    Post2PDF
Inicio   1 2 3

Me gustaría saber cómo nace, cuál ha sido el proceso y qué objetivos tienen el último libro que habéis editado Código fuente: la remezcla.

Código fuente: la remezcla nace como un trabajo de remezcla textual para recoger y ampliar partes del proceso llevado a cabo con los Encuentros Regreso al futuro, desarrollados en durante el 10º Festival ZEMOS98, ambos junto con Mar Villaespesa, ella es crítica de arte, comisaria independiente, miembro de UNIA Arte y Pensamiento, fundadora de ZAP Producciones y, sobre todo, amiga y maestra.

Hacer este libro fue un juego de ajedrez. Sufrimos y disfrutamos a partes iguales. Pero sobre todo aprendimos. El libro tiene experimentación, pero también hay detrás de él mucha rigurosidad. Como anécdota ilustrativa: el libro se hizo jugando con los números 1 y 0. La cultura de bits, de ceros y unos. Cumplíamos 10 años como Festival, proyectamos el vídeo titulado Powers of ten de los hermanos Eames, en los Encuentros se hicieron 10 talleres, 10 presentaciones y 10 proyecciones. Cada taller tenía un máximo de 10 participantes. El Libro tiene 10 capítulos, llamados pistas, en alusión a la metáfora musical y en honor a los primeros remezcladores musicales. El libro, a diferencia de los anteriores, no es exactamente rectangular. Es un caso particular de rectángulo, el cuadrado, en honor al bicuadrado latino, concepto introducido por Georges Perec en La vida: instrucciones de uso.

“En esta novela, se narra la vida en un edificio parisino. El plano del edificio se presenta como un «bicuadrado» de diez cuadrados por diez: un tablero de ajedrez en el que Perec pasa de una casilla (o sea habitación, o sea capítulo) a otra con el salto del caballo, según cierto orden que permite recorrer sucesivamente todas las casillas.” Ítalo Calvino en 6 propuestas para el nuevo milenio.

El texto de Mar se titula Preludio: Instrucciones de uso. El libro construye un collage entre citas aportadas por diversos autores y citas extraídas de un proceso exhaustivo de entrevistas que hicimos a participantes de las 10 ediciones del Festival. El único número que no cuadra es la cantidad de citas insertadas: hay 99. Y la novela de Perec también tiene 99 capítulos y no 100. Y nuestro libro termina con 10 páginas en blanco, todas ellas como el resto del libro, con las cuadrículas de los cuadernos que todos hemos tenido cuando estábamos en el colegio. Unas páginas lista para ser manchadas con tinta, con, por ejemplo, una cita más: la tuya.

Para introducir vuestro trabajo editorial, ¿podrías comentar las anteriores ediciones en papel y cómo se relacionaban temáticamente con el festival?. Si quieres usar citas para explicármelo, no hace falta ni pedir permiso.

“Olvidar es una función tan importante de la memoria como recordar.”
Vilém Flusser, On Memory (Electronic or Otherwise) [Sobre la memoria (electrónica o de otro tipo)], 1990. Cita presente en la pista Mediabiografía: tecnologías de la memoria [PDF ] de Código Fuente: La remezcla.

El trabajo editorial en formato libro de ZEMOS98 ha sido el de ampliar y continuar mediante textos cada temática de cada edición del Festival en una publicación en papel. Es una forma de completar la experiencia como hipervínculos de lo acontecido en el festival. Todos los temas nos atraviesan en todos los sentidos: educación, comunicación, cibercultura, copyleft, creación audiovisual, pensamiento crítico, etc. Nos atraviesan significa que nos definen, porque se hallan en nuestras entrañas. El corpus que recubre esas entrañas está, paradójicamente, hecho de celulosa. Pero hemos conseguido multiplicarlo hasta el infinito gracias a la red mediante archivos PDFs que se pueden encontrar en nuestra web y que distribuye Traficantes de Sueños. Nuestro proyecto editorial es sobre todo, desde 2005, un proyecto en defensa del copyleft y la cultura libre: todos nuestros libros se encuentran bajo una licencia Creative Commons, son de fácil acceso y se pueden descargar gratuitamente desde la red.

Los títulos hasta ahora publicados son Creación e inteligencia colectiva, La televisión no lo filma, Panel de Control: interruptores críticos para una sociedad vigilada, Código Fuente: la Remezcla y, proximamente, Educación Expandida. Hemos editado otras publicaciones, accesibles en este artículo. Ahora bien, últimamente estamos preocupados concepto de sobre-representación.

“Tampoco hay que idealizar el papel del archivo porque es también un instrumento para ‘escribir la historia’: lo que se archiva ha existido y lo que no se archiva no. Por eso es importante deconstruir permanentemente el archivo, la memoria, los propios mitos. Y ser capaces de inventarse otros nuevos.”
María PTQK, respondiendo la pregunta ¿Cuál es la importancia del archivo para el activismo hoy? Cita inserta en la pista El sentido olvidado [PDF ] de Código Fuente: La remezcla.

Vivimos una contradicción: queremos archivar los procesos que producimos, queremos aportar obras al dominio público para que puedan ser reutilizadas, remezcladas y re-hechas. Consideramos una gran noticia que las redes sociales digitales permitan que cualquiera pueda publicar contenidos o que cualquiera pueda compartir su historia y que se democraticen los medios de comunicación. Pero al mismo tiempo, somos conscientes de que, como dice Fran ilich, “el futuro pasa por desconectar temporalmente”. La hiperconexión es peligrosa. Porque tener Internet en casa es una forma nueva de precarización laboral. Porque fomenta la velocidad y la falta de reflexión. Porque nos empuja al consumismo informativo. Porque la tecnología no es neutra y hereda el concepto sagrado del progreso y del crecimiento a toda costa. Ahí está la contradicción. La tendencia es publicar/publicitar todo. ¿Será un reto del futuro decidir qué mantenemos en privado en vez de qué hacer público?

El libro “Panel de control. Interruptores críticos para una sociedad vigilada” que elaborasteis junto a la Fundación Rodríguez es tal vez el que de forma más clara se articula desde una perspectiva política, intentando entender los dispositivos de control y de seguridad como formas de gobierno, ¿cómo crees que esta línea de investigación crítica se mantiene en el resto de publicaciones y en el festival?

Tratamos ser transparentes y honestos con respecto a nuestras intenciones: nos preocupa el dominio público, nos preocupa re-pensar los modelos de ciudad, educación y comunicación, queremos revisar la manera en que se gestiona el conocimiento común, repensar los espacios de cohabitación y convivencia, conseguir descriminalizar la remezcla como práctica cultural y convencer de su utilidad a la hora de re-crear otros mundos posibles, deconstruyendo la sociedad del espectáculo, etc. Y todas nuestras actividades y publicaciones han tratado de ir en esa línea de pensamiento crítico.

Lo que ocurre es que convivimos en diferentes contextos. Para algunos somos divulgadores y para otros somos especialistas. Para alguien que vaya al Sónar quizás somos una iniciativa politizada. Para alguien que esté acostumbrado a lecturas postmarxistas, quizás seamos unos estetas. En nuestra experiencia al respecto de ese debate, la verdad es que forma parte de las contradicciones habituales del pensamiento crítico: siempre hay alguien más crítico que tú. Al final lo que cuenta es intentar ser autocrítico y aplicar el sentido del humor como deconstructor de la realidad. Porque como dijimos un día en una entrevista: “Ni nosotros somos tan vanguardistas, ni Sevilla es tan antimoderna y conservadora“.

En el catálogo de la exposición “Reclaim the Spectrum” que realizasteis junto a José Luis de Vicente se elabora la idea de entender el espectro electromagnético como un recurso público, casi diría como un recurso natural. En el texto de José Luís de vicente se resume esta cuestión cuando comenta que “los proyectos que hackean el funcionamiento de tecnologías y protocolos muestran como nuestro uso actual del espectro depende más de decisiones políticas y comerciales que del amplio alcance de sus posibilidades técnicas“. ¿Crees que estas prácticas se pueden asociar a las que quiere activar el libro “código fuente”? Es decir, ¿entender el conocimiento como un commons?

Reclaim the Spectrum fue una de nuestras primeras producciones expositivas. El discurso que planteó José Luis de Vicente encajaba a la perfección con la trayectoria que habíamos iniciado en Creación e Inteligencia Colectiva, una senda a la que le daba continuidad, a la vez que conectaba con el leitmotiv de aquel año, otras formas de hacer televisión. Hicimos nuestro un enunciado que aparece en el texto, ya mítico para el colectivo: “El espectro radioeléctrico es el suelo urbanizable de la sociedad de la información”.

Citando a Mar en su texto introductorio (Preludio instrucciones de uso): “Para Lawrence Liang que desde el derecho y el activismo colabora con la cultura libre, es esencial que el código fuente sea accesible para permitir a otros trabajar sobre ello y mejorarlo. En Guide to Open Content Licenses define obra derivada: ‘algo que utiliza como elemento en su composición una parte o incluso la totalidad de otra obra. De hecho, la música basada en el sample es a menudo derivada. La teoría de la derivación requiere que haya un punto de origen fijo e inmóvil. Una teoría de la cultura que la considera como un asunto de flujos, cambio y colaboración emergente reclamaría que toda obra es derivada’.”

Los lobbys industriales seguirán siendo reacios a cambiar sus caducos modelos de negocio. Por eso corresponde a la ciudadanía, en un ejercicio de responsabilidad democrática y sentido común, poner encima de la mesa la cuestión del dominio público, del conocimiento como commons

Inicio   1 2 3

SUSCRIPCIÓN

Suscribirse a la newsletter

Redes sociales y canales de vídeo

  • Facebook
  • Twitter
  • Vimeo
  • ETIQUETAS

    ARCHIVO