Agujas en el pajar. Árboles del colectivo Los Hijos. VidaExtra de Ramiro Ledo

Ante el auge de películas en España que se acercan tímidamente al amplio mundo situado fuera del circuito comercial, quizás sólo porque las circunstancias económicas les empujan a ello, y la confusión que encontramos en la clasificación de las mismas, destacamos dos largometrajes documentales nuevos que nos parecen sobresalientes, con un verdadero espíritu independiente, libre y transgresor. Son Árboles del colectivo Los Hijos y VidaExtra de Ramiro Ledo, ambas relacionadas con la situación político-social de nuestro país.


    Post2PDF

Agujas en el pajar

Actualmente en la producción de cine español alternativo, independiente, de autor, en los márgenes, en la periferia, llámenle ustedes como quieran, encuentro mucha confusión. Hay todo un desconcierto en la terminología y la ubicación de este “tipo de” cine porque hay un auge en la producción a bajo coste de largometrajes en los últimos dos años que genera nuevos títulos de manera muy continua. Hay en paralelo un florecimiento de la atención mediática frente a este aumento de la creación, una atención que hasta hace bien poco tiempo era minoritaria o muy escasa, algo de lo que debemos alegrarnos siempre y cuando no sea una moda pasajera.

En este proceso, pero, hay mucha confusión en la clasificación de películas, pues se aúnan proyectos que tienen voluntades muy distintas, como en parte apuntó Pablo Cayuela en el número anterior de esta publicación. Dentro de listas precipitadas de títulos y programaciones batiburrillo de autores, se mezclan proyectos verdaderamente “off” (independientes, alternativos, periféricos… etc.) con realizaciones que sólo se acercan tímidamente al amplio mundo situado fuera del circuito convencional, quizás sólo porque las circunstancias les empujan a ello y ven en ese mal definido marco una opción de sacar la cabeza. Por contra, las verdaderamente tienen un innato espíritu de búsqueda, de tergiversación de los modos cinematográficos convencionales, de experimentación formal, de cuestionamiento del cine y de todo aquello que nos rodea. De un modo radical. Casualmente (pero no es condición sine qua non) todas estas películas están producidas de manera o muy independiente (sin televisiones, sin escuelas ni universidades, ni grandes productoras ni grandes apoyos oficiales detrás) o completamente independiente, autoproducidas y distribuidas por los propios realizadores al cien por cien. Estas características (experimentación, radicalidad y producción libre) las sitúan por lógica fuera de la distribución clásica y frente a un público también buscador, cazador de audiovisuales distintos, el cual ahora puede verse perdido y desbordado ante tal abundancia de títulos y etiquetas ambiguas.

Por lo que respecta exclusivamente a la no ficción de voluntad transgresora, también hay un auge de número de títulos importante. Lo más destacable es el paso adelante que se ha dado con los largometrajes. El periodo 2000-2010 fue fecundo en creación, proyectos como D-Generación o X-Films (1) fueron los primeros en definirlo y mostrarlo. Pero esas películas eran casi todas cortos o mediometrajes. Entre 2010 y 2012 aparecen un buen número de películas documentales largometrajes, en gran medida fruto de esa década embrionaria bien aunada y programada. Encontré ya este 2013 dos largometrajes documentales producidos en España de estas características que me parecen sobresalientes. Dentro de este pajar de filmes hallé no una sino dos agujas. Ambas son dos películas bien distintas pero tienen rasgos en común: realizadores de la misma generación (principios de los 80) que plantean ensayos políticos pensando en la complicada situación actual del país en el que vivimos. Ambas películas, Árboles del colectivo Los Hijos, en proceso de distribución, y VidaExtra de Ramiro Ledo, sección Panorama en BAFICI 2013, son totalmente autoproducidas.

Árboles. Colectivo Los Hijos

El colectivo Los Hijos irrumpió en 2010 con Los Materiales, quizás el primer largometraje que podría encabezar el grupo citado anteriormente. Dentro de lo que es este pequeño mundo cinematográfico, se podría considerar un hit, por la amplia y cualitativa difusión y valoración que tuvo en ese año y el siguiente.

Árboles (2013) es el nuevo largometraje (60’) de este colectivo formado por Javier Fernández Vázquez, Luis López Carrasco y Natalia Marín Sancho. Árboles es, para mí, un ensayo político sobre la forma de construcción de nuestras sociedades, la organización de nuestras urbes y pueblos en relación a las divisiones sociales, esencialmente, una dominante y otra sometida. Construcción de sociedades, ciudades (y películas), desiguales, desordenadas, inaprensibles, en una mezcla de coherencia impuesta e ilógica anárquica.

Es un ensayo sin el deseo de sentar cátedra, que contiene alguna idea cerrada pero con muchas otras posibles, sólo sugeridas, como si se tratara de una conversación libre entre varias personas sobre estos temas. Si aparecían conversaciones en Los Materiales escritas, basadas en unas supuestas voces en off que no escuchábamos, aquí el diálogo es a través de las imágenes y de algunos personajes. La palabra escrita en subtítulos desaparece, el ingenioso hallazgo usado en Los Materiales es descartado en un paso adelante valiente, no convirtiéndolo en fórmula acomodaticia. El diálogo, pero, se mantiene: unas imágenes en color conversan con otras en blanco y negro; unas secuencias calmadas y con planos abiertos discuten con un montaje rápido y cámara en mano; secuencias silenciosas donde las imágenes nos describen la narración (un viaje, una urbe caótica, una periferia asfixiante) se encuentran con otras donde la narración es oral, realizada a través de algunos personajes. Una mesa redonda de argumentos alrededor de la herencia colonial y esclavista en la organización de la ciudadanía y sus vidas. Divisiones sociales, clasificaciones preestablecidas, el trabajo (y su recompensa) como algo obligatorio y sin alternativa. Precisamente ahora que en España muchas personas – que nunca se habían planteado antes el porqué de su rutina vital y orden implantado- se encuentran desubicadas, sin trabajo ni recompensa, empiezan a buscar respuestas, Árboles trata de darle vueltas al porqué originario de toda la estructura.

La película está dividida en dos partes, al modo de las particiones contemporáneas tipo “espejo” de Weerasethakul o Gomes. En la primera parte nos situamos en Guinea Ecuatorial, la antigua colonia española en el África subsahariana. Viajamos entre pueblos y ciudades, escuchamos viejas leyendas sobre la imposición religiosa y colonial o leemos espeluznantes leyes españolas basadas en la supremacía blanca. En la segunda parte, estamos en España, se puede leer en las imágenes que estamos en algun barrio abigarrado, probablemente alguna ciudad dormitorio alrededor de Madrid, pero podría ser otra del país o europea. Al cabo de un rato se nos presentan dos personas que ya habíamos visto en silencio al inicio, una pareja, con preocupaciones laborales. Nada es azaroso aunque pueda parecerlo. Será nuestra tarea encontrar las conexiones entre las historias vistas y escuchadas entre la primera y la segunda mitad. Este reto es lo que hace este documental especial y revisitable, sus imágenes son muy distintas a las de la superficialidad del “pajar”. Los conceptos laten tras ellas, en un ensayo donde la presencia del ensayista no es evidente, se amaga dentro de unas personas reales / “actores” que tienen también su parte de libertad. Un cubo de Rubrick desencajado adrede que produce una extrañeza sorprendente y laberíntica. Y es que este colectivo no cree en la exposición clásica documental como nos habían demostrado, creen mucho más en el relato a pedazos, en aquello que nace del derribo de la falsa perfección en la construcción de lo real.

– – –

(1) M. Martí Freixas. El territorio “off”cinema del documental español. Academia: Revista del Cine Español, Nº. Extra 178, 2011 (Ejemplar dedicado a: El documental español en 2011) , págs. 42-43. Descargable gratuitamente. Última consulta, 29/05/13.

SUSCRIPCIÓN

Suscribirse a la newsletter

Redes sociales y canales de vídeo

  • Facebook
  • Twitter
  • Vimeo
  • ETIQUETAS

    ARCHIVO