Babooska

Hace dos años la productora Paral•lel 40 inició en Catalunya El documental del mes, un evento que estrena mensualmente una película en varias ciudades a la vez. Este pasado mes de enero se proyectó uno de los mejores títulos vistos hasta ahora , Babooska, de Tizza Covi y Rainer Frimmel.


    Post2PDF

Babooska

Hace dos años la productora Paral•lel 40 inició en Catalunya El documental del mes, un evento que estrena mensualmente una película en varias ciudades a la vez. Este pasado mes de enero se proyectó uno de los mejores títulos vistos hasta ahora , Babooska, de Tizza Covi y Rainer Frimmel. La película sobresale por el interés de los realizadores, ambos fotógrafos profesionales, en la forma, el ritmo y los encuadres, más allá de contar una buena historia.

Ésta es sencilla: Babooska es una joven actriz circense, quien junto con sus padres, hermanas y novio, forma parte de un modesto circo familiar de gira por pequeños pueblos de Italia. Una troupe singular, aislada en su nomadismo, capaz de ofrecer muchas situaciones curiosas y atractivas para un cineasta. Los realizadores podrían haber grabado centenares de horas, pegados a sus personajes, atentos a los momentos más tristes, pintorescos o alegres de sus vidas, buscando despertar emociones fáciles en el espectador. Pero no fue tal su elección.

Estuvieron siguiendo al circo por un período de seis meses de forma intermitente. Filmando en 16mm, en total sólo grabaron 10 horas de película. Los mayoría de los planos tienen una duración de dos-tres minutos. Antes de empezar a rodar hubo, pues, un largo proceso téorico sin la cámara, trazando el documental con papel y lápiz, y un intenso trabajo con la familia, siguiendo la senda marcada por Flaherty con Nanook: colaboración, compenetración, amistad. Esta densa labor, ausente a menudo en muchos documentales, propicia un clima íntimo a toda la película. Los cineastas conocen a la perfección la vida de los circenses, y éstos las intenciones y necesidades de los primeros. Es en este intercambio de conocimientos donde se crea de forma natural la complicidad latente en las tomas.

A lo largo del film suceden pocos hechos. A menudo no sucede nada. Los personajes simplemente “están”. Su especial cotidianeidad nos es mostrada plano tras plano (llegada al pueblo con las roulettes / instalación de las carpa / empieza a llover / conversación sobre la lluvia y el público / comer / mirar la televisión / dormir). Las actuaciones de los artistas no son mostradas. Covi y Frimmel huyen de retratos épicos o innecesarios barroquismos. Desnudan el entorno de complejidades y se centran en fotografiar momentos, con una mirada bella y las ideas muy claras. Sólo hay una toma que representa la excepción. El cabreo del temperamental Michele, novio de la protagonista y “hombre-para-todo” del circo. Su discusión, muy a la italiana, con los amos de un restaurante por el espacio que ocupa la carpa (“!Eh, ven aquí, gordito! / “!Te voy a meter las gafas por el culo!”) es atrapada al vuelo por la cámara.

Babooska empieza a acumular premios: en la Berlinale, en el Cinema du Réel, mejor película italiana en el Festival dei Popoli, otro premio en Italia (Bolzano), uno en Austria (Graz), en el Festival de Lisboa… y ha sido seleccionada en numerosos festivales y muestras (Holanda, Alemania, Estados Unidos, Méjico, Chile…). Un reconocimiento merecido a una metódica, precisa y maravillosa construcción documental.

FICHA TÉCNICA
Guión y dirección: Tizza Covi y Rainer Frimmel
Fotografía: Rainer Frimmel
Montaje: Tizza Covi
Productor: Rainer Frimmel
Productora: Vento Film
País y año de producción: Austria, 2005

SUSCRIPCIÓN

Suscribirse a la newsletter

Redes sociales y canales de vídeo

  • Facebook
  • Twitter
  • Vimeo
  • ETIQUETAS

    ARCHIVO