DocLisboa 2015

Blogs&Docs publica un número especial este 2015 dedicado al festival DocLisboa, celebrado el pasado mes de octubre. Se reseñan varias de las películas destacadas del certamen y se entrevista a dos de sus cineastas presentes, el realizador español Mauro Herce y un histórico del underground yugoslavo, Karpo Godina. El número contiene una entrevista extra con la realizadora argelina Narimane Mari.


    Post2PDF

No home movie

No home movie ha sido la última película de Chantal Akerman, uno de los nombres imprescindibles del cine documental, y uno de los muy importantes en el cine contemporáneo, de los últimos 40 años. En la película filma su intimidad familiar, concretamente nos muestra la relación con su madre de edad avanzada, en lo que se intuyen que son sus últimos años de vida. La realiza con una cámara fija, a veces ubicada en rincones de la casa como si fuera medio oculta, y con una cámara digital a mano. Akerman va capturando fragmentos de este periodo de tiempo que avanza poco a poco hacia la muerte. En la casa aparecen dos personas más, ambas también mujeres, su hermana Sylviane y una cuidadora, cuyas relaciones también se van hilvanando, a veces a través de susurros. El título puede hacer referencia a que se trata de una filmación doméstica convertida en película pero también señala hacia la no pertenencia a un lugar, pues están presentes en las conversaciones sus origenes familiares en Polonia, la llegada a Bélgica, sus viajes a Estados Unidos, siempre relacionado con el hecho de ser judío e Israel de fondo.

Naciendo de cierta sencillez formal sus imágenes contienen muy hondos sentimientos. Sobre el espacio y la relación corporal con él (la casa, el extranjero, el espacio que desaparece a través de la virtualidad de internet), la memoria (recuerdos de su infancia, los campos de concentración) y el paso del tiempo (la llena y compleja relación madre hija, con arco temporal cinematográfico incluído si la relacionamos con su News from home, 1977). Percibimos unas sensaciones de serenidad y tensión a la vez, también de tristeza y de amor, especialmente impregnados en todos los planos de la casa. Estos son levemente contrapunteados con sus conversaciones íntimas, que mezclan lo más cotidiano con lo trascendente.

Con el adios de la cineasta belga el cine documental va cerrando ciclos esenciales de su historia del siglo XX, cineastas clave que en los tiempos contemporáneos y habiendo cambiado mucho los procesos de creación y difusión, quizás no se encumbrarán o repetirán de la misma manera. Unos porque el tiempo marcaba su adios (Chris Marker, Alain Resnais) pero otros en un tiempo inesperado (Eduardo Coutinho, Harun Farocki, Chantal Akerman).

(A nivel de anécdota poco relevante, comentar que la película fue mal recibida en su estreno en Locarno, agosto 2015. Según algunas crónicas, hubo deserciones en la sala y hasta algunos abucheos. Las críticas, a menudo escritas aceleradamente la misma noche del visionado juntando varios filmes, fueron negativas. Valoraciones en caliente pero que tienen alta repercusión. Varias publicaciones, una vez pasados los meses y tras su desaparición, viraron su opinión y escribieron largos textos respecto al film. Redactó con acierto Jorge Mourinha para Público el diez de agosto, a las pocas horas de verla: “Un film como éste necesita de más tiempo del que el vértigo de un festival permite, pero el mercado no permite que exista fuera del vértigo de un festival” (Chantal Akerman, para la memoria futura).

FICHA TÉCNICA:
Dirección, fotografía y sonido: Chantal Akerman
Montaje: Claire Atherton
Producción: Liaison Cinématographique, Paradise Films
País y año de producción: Bélgica, Francia, 2015

SUSCRIPCIÓN

Suscribirse a la newsletter

Redes sociales y canales de vídeo

  • Facebook
  • Twitter
  • Vimeo
  • ETIQUETAS

    ARCHIVO