Oleg y las raras artes o el cine disonante

Oleg y las raras artes es la última película del realizador de origen venezolano afincado en Barcelona Andrés Duque, de quien conocemos una amplia y muy independiente filmografía, desde retratos como Ivan Z hasta películas diarísticas como Ensayo final para utopía, siempre en los límites del documental y la experimentación. Se estrena en España en el festival Punto de Vista 2016.


    Post2PDF

La última película de Andrés Duque es el retrato de un artista, Oleg Karavaichuk, pianista y compositor. Apenas obtendremos información biográfica de él en el transcurso del filme pues el realizador rehuye de un biopic clásico o de desvelarnos su pasado, pero percibiremos otro tipo de informaciones más sutiles a partir de las secuencias creadas. Veremos un hombre anciano, vestido de manera pintoresca, con asociaciones mentales tan singulares como especiales son sus creaciones pianísticas. La cámara relacionará su diminuto cuerpo y su amplia alma con el espacio en el cual habita, planos casi siempre sobre él, a veces planos abiertos estáticos, también cámara en mano resiguiendo varios espacios.

Oleg K, pintado por Andrés D, se nos aparecerá con momentos geniales (como el cover del himno soviético o una interpretación musical sin música), otros delirantes, algunos más inescrutables, actuando a su libre albedrío como si fuera un ser que ha saltado de un cuadro de El Bosco y deambula fantasmagóricamente por el Hermitage al son de las teclas negras del piano.

A su vez podríamos entender el retrato como un espejo, donde se refleja la gran libertad artística presente en toda la obra audiovisual de Duque. Una pasión por la creación del arte ad libitum. Fuera de cánones, convenciones, academicismos y raciocinio. Dentro del amor, el humor, la tristeza, lo onírico, lo simbólico y metafórico.

Quizás sean las últimas actuaciones capturables de este músico experimental – espectral, especie en extinción, el cual el cineasta disonante observa con afecto tras haber logrado crear una relación única con él como hizo anteriormente con Iván Zulueta o con Rosemarie, protagonista del cortometraje Paralelo 10. Gracias a esa sensibilidad del cineasta, el maestro le ofrece un tesoro escondido en Rusia, y nos muestra su saber y manera de ser, su maravillosa y preciada locura artística.

FICHA TÉCNICA
Dirección: Andrés Duque
Dirección de fotografía: Carmen Torres
Cámara adicional: Jimmy Gimferrer, Sergey Lando
Sonido: Boris Alexseev
Montaje: Félix Duque
Dirección de producción: Laia Lafarga
Jefa de producción: Berta Mille
Producido por: Marta Andreu, Tània Balló, Serrana Torres
Coproducción: ARTE France, Televisió de Catalunya, Lluís Miñarro
País y año de producción: España, 2016

SUSCRIPCIÓN

Suscribirse a la newsletter

Redes sociales y canales de vídeo

  • Facebook
  • Twitter
  • Vimeo
  • ETIQUETAS

    ARCHIVO