Dead Souls. Conversación con Wang Bing

En su programación de cine internacional documental en Barcelona, Blogs&Docs estrena en Catalunya Dead Souls de Wang Bing (20 y 21 de junio). Entrevistamos al cineasta el pasado año y recuperamos para la ocasión la conversación mantenida con él acerca de este proyecto tan singular.


Imprimir articulo    

El cineasta chino Wang Bing visitó Madrid durante el 2018, a raíz de una imprescindible retrospectiva organizada por el Museo Reina Sofía y la Filmoteca Española titulada Vidas despojadas, vidas resistentes. Publiqué una primera entrevista donde hablamos con él de toda su trayectoria y filmografía. Esta conversación ahora aquí publicada es un extracto de ese encuentro focalizado en todo lo que comentamos acerca de Dead Souls, el largometraje que programo los próximos 19 y 20 de junio en Barcelona.

¿Cuando empezó el proyecto Dead Souls?

Empezó en 2005 y terminó en 2017. Hacerlo ha sido un proceso de 12 años. Lo que me inspiró fue la novela Memory of Jiabiangou, de Yang Xianhui, un autor que habla de los campos de concentración de Jiabiangou. Me interesó mucho el tema cuando leí la novela. Estaba escrita de una manera literaria y quería saber la realidad que había detrás de esta literatura de ficción. Empecé a buscar supervivientes, gente que lo hubiera visto y estuvieran vivos. En el periodo 2005 – 2008 empecé a encontrar muchos de ellos. Completé el material que me faltaba en 2017, encontrando otros supervivientes.

¿Cuanta gente llegaste a entrevistar?

En total hice unas 120 entrevistas. Las primeras cinco o seis personas las encontré a partir de nombres que me facilitó Yang Xianhui, las otras las fui encontrando a partir de la búsqueda, de nombres que los entrevistados iban recordando. Encontré también alrededor de una quincena de personas cuyas historias son concretamente las que inspiraron la novela citada. Actualmente, gran parte de los entrevistados en los primeros años del proyecto ya han muerto.

Este centenar largo de supervivientes los fui buscando por todo el país. Se habían mudado de sus sitios de origen pues habían pasado 60 años, ahora eran mayores. Los encontré en Pekín, Shanghai, Yunnan y otros sitios. Fue muchísimo trabajo ir encontrando esta gente. Todos ellos fueron represaliados por un movimiento llamado de “anti derechas” iniciado en China en 1957. Los acusados de ser de derechas fueron enviados a campos de reeducación. La película tiene una duración final de 8 horas y cuarto. Es complejo resumirlo todo, en ocho horas he intentado hacerlo muy simple para transmitir bien la información.

En nuestra sociedad parece que los ancianos no sean importantes. Las experiencias por las cuales han pasado, pero, son importantes para la historia de China. Cuando les entrevisté me clarificaron mucho como era la China de los años 50 y 60, sus estructuras, las relaciones entre las personas, la sociedad. Ni me lo podía imaginar antes de hacerlo. Cada una de las personas entrevistadas hablaba de como habían sido acusados de ser de derechas, de como sobrevivieron a 20 años de persecución. Para mí fue un aprendizaje hacerla, como ser bautizado de nuevo. Como un niño que descubre algo completamente nuevo.

Dead souls es distinta a una parte de tu filmografía, pues se basa mucho en la palabra como en He Fengming (2007), por ejemplo, y no tanto en los cuerpos, como bastantes otros filmes.

Cierto. Creo que no tengo mucha más libertad para filmar este tema de otra manera. Ya fue una suerte tenerlos enfrente, hablando a la cámara. Tuve que hablar con sus hijos, a menudo no querían que los vecinos supieran de qué hablábamos… Frente a mí revelaron cosas que con frecuencia no habían hablado a su propia familia. Me daban dos o tres horas como mucho. Así que el film está basado en diálogos por eso. Me pasó en más de una ocasión que estuve días y días buscando una persona y cuando la encontraba no me quería ofrecer la entrevista. O en otros casos que determinadas preguntas no las querían responder, no querían hablar de ello. Cuando ves la película parece todo muy directo, pero detrás hubo un trabajo muy duro para conseguirlo.

Cuando la hacía pensaba en el significado del cine. ¿Porqué hacemos películas? ¿Como podía crear una historia real en una película si ya habían pasado 60 años? ¿Qué aporta el lenguaje digital en todo ello? Por ejemplo, esta película tiene mucha conversación. ¿Qué diferencia hay entre la narrativa escrita y la película? Conocemos todos los estilos de escritura, llevamos 2000 años con ello. Pero la escritura del cine tiene una vida más corta, unos 100 años. Pienso que hay mucho por descubrir y explorar.

¿Le encuentras alguna relación con Shoah de Claude Lanzmann, por el hecho de buscar y recuperar los testigos perdidos de una barbarie? También es una película basada en la palabra. ¿Te inspiraste en ella?

No. La metodología de Lanzmann es distinta. Él hacía muchas preguntas a los supervivientes, era una entrevista. Yo solo les hablé. Cuando haces este tipo de películas necesitas mucha paciencia. Si haces muchas preguntas se pueden sentir bajo presión, constreñidos. Tampoco era como Tie Xi Qu (2003), donde podía usar mis técnicas y habilidades. Aquí todo era mucho más restringido, apretado. Cuando terminé el proceso de montaje fue cuando me di cuenta de que la película en su totalidad tiene este control general, una intensidad concentrada, una disciplina. Lanzmann hizo la película sin restricciones, la situación en China no es la misma, no es el mismo nivel de libertad.

¿Has tenido algun percance con las autoridades por la temática de Dead Souls?

Llevo meses sin volver a China desde el estreno en Cannes este pasado mayo (2018), ya que estuve trabajando en el montaje y postproducción de otro filme. Así que apenas estuve pocas semanas. Pero por ahora no. Solo sé que en los medios de comunicación chinos no se ha publicado ninguna noticia al respecto.

Voy a decirlo!


Tu dirección no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

SUSCRIPCIÓN

Suscribirse a la newsletter

Redes sociales y canales de vídeo

  • Facebook
  • Twitter
  • Vimeo
  • ETIQUETAS

    ARCHIVO