La experiencia comunicativa de Video Nou / Servei de Video Comunitari

Surgidos desde la periferia contracultural y la efervescencia social y política del tardofranquismo, Video-Nou (1976-79) y el Servei de Video Comunitari (su continuación de 1980 a 1983) presentan un singular interés por sus formas de reivindicar una comunicación que reforzaba la autonomía social a través de las prácticas audiovisuales.


    Post2PDF
Inicio   1 2 3

La idea es la de rodar, corregir, montar y emitir in situ, aprovechando en la primera época para la emisión mercados, plazas o entidades asociativas y en la segundas sumando el video-bus. La tecnología fue piedra angular en el desarrollo del video social e incluso de otras corrientes como el videoarte. Hacer posible la transparencia del proceso completo de producción y, en paralelo, formar y hacer participar de la creación audiovisual a los usuarios. El video o el super8 son medios que buscan el encuentro con la realidad como la fotografía o la hoja impresa y que tratan pues de actuar como animadores de la misma. Por animación se entendía “todo aquello que favorecía las dinámicas autoconscientes y autorreflexivas, la expresión y la relación entre sí de las comunidades que integran el tejido social”, una forma de estimulación de las dinámicas de luchas sociales y de sus actores heredera del 68 francés.

El método de trabajo de Video-Nou es el siguiente: en una primera fase realiza un estudio/reportaje de su espacio de observación con apuntes urbanísticos, socioeconómicos y antropológicos, así como de los conflictos y reivindicaciones que plantean los vecinos o protagonistas. La realización de este primer documento suele incluir una descripción dirigida por voz en off del paisaje urbano, de las clases sociales y grupos anexos que lo componen, un breve histórico y entrevistas con los vecinos acerca de la situación del momento; se tratan la disposición de los transportes públicos, de los tipos de comercios y su distribución, de la formas en que éstos (bares, mercados…) influyen en las rutinas de relación, de los espacios muertos aprovechados por grupos sociales determinados (niños, bandas juveniles), de las múltiples formas de expresión de la vida inmigrante. Una vez terminada esta primera fase y ya todo montado, en una segunda fase se proyecta el resultado al público que entra en discusión dialéctica con lo filmado y consigo mismos. En ese proceso de diálogo los sujetos toman una singular consciencia de sí mismos que produce una mayor identificación con sus propias circunstancias. La exhibición se plantea a dos niveles, en el barrio y en otros barrios. La afluencia de los vecinos a los pases hace posible una comunicación más activa y una verificación de los documentos aportados. En un tercer momento esos debates pueden incluso ser grabados para volverlos a mostrar más adelante. En última instancia esos materiales serían aprovechados por otros grupos o instituciones para sus propios intereses; se plantea el préstamo de las cintas a otros grupos de animación o asociaciones de vecinos, así como se considera que sirvan para estudios de terceros o bien intercambios con grupos de video del extranjero (Video-Nou mantuvo intercambios con Fantasy Factor –Londres-, Video Inn, Satellite –Vancouver-, Vidéographe – Québec-, Soho TV, The Kitchen -Nueva York-, VAL – Montpellier-, INA – París-…).

En paralelo se lleva a cabo un taller de formación sobre la utilización del video con individuos de la comunidad que intervienen en el proceso anteriormente descrito con desiguales resultados, como se comprobará más adelante (en la etapa del SVC se prodigan en talleres profesionalizados por Pamplona, Bilbao, Sevilla, Alicante, Valencia…). Estos presupuestos metodológicos se pondrán en acción con cada una de las experiencias intervenidas por Video-Nou.

Estudios concretos: la campaña pro-ateneos

Después de la experiencia de Can Serra (Hospitalet) entre 1977 y 1978 Video-Nou entra en contacto con la Federación de Asociaciones de Vecinos, los grupos promotores de ateneos y la Coordinadora de Ateneos Libertarios para elaborar un programa de intervención sobre ateneos. En mayo de 1978 se proponen hacer una radiografía del estado actual de los barrios en los que funcionan entidades asociativas que trabajan por y desde los barrios. Su objetivo es el de introducir el video en estos espacios como elemento de animación interna, intensificar la relación entre el ateneo y su barrio y entre los ateneos, y hacer más visible el trabajo de los ateneos a través del apoyo a sus luchas. A tal fin se seleccionan los ateneos populares de Canyelles, Nou Barris (del que el anterior se desgajó), la Sedeta (Camp d’en Grassot) y el ateneo libertario de Sants.

En el caso de Canyelles, barrio inmigrante en el que se dan pisos privados, bloques de casas protegidas y barracas, se toma el pulso a los agentes vivos del barrio y se empieza grabar el 15 de junio. El 7 de julio se hace el primer pase con afluencia de vecinos y entidades asociativas de otros barrios. En el caso de la Sedeta el equipo de Video-Nou se encuentra con un trabajo marcado especialmente por las dificultades técnicas tanto en las captaciones como en las emisiones, a pesar de lo cual consiguen crear un clima maduro para la formación de un grupo de video propio en el ateneo. Para Nou Barris, además de difundir y apoyar la lucha de los vecinos por un terreno que se iba a convertir en fábrica asfáltica, consiguen grabar la entrevista de la comisión del ateneo con el alcalde José María Socías.

Respecto al ateneo libertario de Sants, el colectivo nuevamente se plantea dos objetivos: la elaboración de un guión y grabación de una cinta sobre el barrio y el taller de aprendizaje y utilización del video. Sin embargo los resultados en Sants fueron mayores dado que los integrantes del ateneo libertario de Sants eran personas proclives a la comprensión de la problemática de la información, contrainformación y la producción de discursos no mediatizados, con lo que su sintonía fue clave. El grupo del ateneo que trabajaba directamente con Video-Nou no se limitaba a ser mero informador sino que elaboraron la voz en off de la cinta e hicieron las entrevistas directamente. Después del pase al público con amplia acogida y debate se procedió a la segunda fase del programa, dedicando una larga sesión a la información técnica más elemental del portapack y a la problemática de la comunicación. A partir de ésta el mismo grupo que había intervenido en la realización del primer documento realizó un programa propio acerca de la evolución de ateneo y sus integrantes que fue también finalmente visionado.

Inicio   1 2 3

2 Comentarios

  1. alfredo cohen 02/06/2008 | Permalink

    En Latinoamérica, Africa y Asia también se dieron y se dan muchas experiencias de video comunitario, participativo y por el cambio social.

    Haciendo Olas, de Alfonso Gumucio es un libro que reseña las experiencias de una manera contundente y divertida. Dejando ver la belleza de cada una de ellas.

  2. Elia 18/09/2012 | Permalink

    Un artículo estupendo, tengo que realizar un trabajo de este tema, y a pesar de ser un tema en internet está muy presente en donde hay numerosos vídeos que se podrían calificar “videoactivistas” no hay apenas información de lo que es en si el videoactivismo. Me ha sido muy útil. Enhorabuena, seguir así!

SUSCRIPCIÓN

Suscribirse a la newsletter

Redes sociales y canales de vídeo

  • Facebook
  • Twitter
  • Vimeo
  • ETIQUETAS

    ARCHIVO