Documentalistas austriacos de hoy

Durante el pasado mes de abril se llevó a cabo en la Filmoteca de Catalunya un ciclo dedicado al cine documental austriaco. Bajo el título “Documentalistas austriacos de hoy”, la selección de películas dejó al margen los autores más conocidos así como las películas más populares de los últimos años y enfocó su interés en obras documentales de presupuestos mucho más modestos


    Post2PDF

Durante el pasado mes de abril se llevó a cabo en la Filmoteca de Catalunya un ciclo dedicado al cine documental austriaco. Bajo el título “Documentalistas austriacos de hoy”, la selección de películas dejó al margen los autores más conocidos (Michael Glawogger, Ulrich Seidl) así como las películas más populares de los últimos años (como La pesadilla de Darwin de Hubert Sauper o Our Daily Bread de Nikolaus Geyrhalter) y enfocó su interés en obras documentales de presupuestos mucho más modestos. Destacaremos las que revisan el pasado de Austria, las que repiensan los fantasmas del siglo XX, algunos de los cuales aún son presentes en el XXI.

Hafner, todo un proceso de desnazificación

De entre los documentales que se proyectaron destacó El paraíso de Hafner (Hafner’s Paradise) de Günter Schwaiger, documental sobre Paul Maria Hafner, antiguo oficial de las SS, quien como muchos otros nazis, encontró en la España franquista un refugio seguro donde no se le hicieron preguntas. En la España denominada democrática tampoco se le hicieron preguntas, ni a él ni a los suyos, hasta que un realizador austríaco afincado en Madrid, se le acercó con una cámara. La película plantea una serie de interrogantes, con la ética como elemento esencial de su trabajo, que cuestionan el juego de intereses políticos de España y de gran parte del mundo occidental.

Schwaiger se encuentra con un personaje insólito y en él centra todo su trabajo. A principios del siglo XXI, Hafner permanece increíblemente intacto a la influencia de la maquinaria ideológica nacionalsocialista. Como si los años no hubieran pasado, repite sistemáticamente los dogmas de fe nacidos a principios de los 30. En algunos aspectos es grotesco por su anacronismo (camina por la calle a paso ligero y canturreando marchas militares, “soy un super-alemán”, afirma mientras sigue practicando orgulloso el característico culto al cuerpo, escucha canciones de la época en viejos discos…) pero estos elementos un poco cómicos se trasladan al lado oscuro cuando las ideas más viles siguen aún arraigadas con fuerza (“Hitler no se equivocó en nada”, “los campos de concentración son propaganda”) y aparece la cara más bestial del llamado revisionismo.

El proceso de desnazificación se ha filmado bastantes veces en el cine, desde las hilarantes situaciones en las oficinas americanas de A Foreign Affair (Berlin Occidente) (1948) de Billy Wilder hasta los dramáticos interrogatorios a Furtwängler en Taking Sides (2001) de István Szabó. Schwaiger aplica a su personaje un personal método de desnazificación 60 años después del fin de la guerra mundial. Una vez presentado el personaje, quien hablando un rato ya se define él sólo muy claramente, el realizador plantea varios mecanismos delante de la cámara, algunos de ellos típicos de lo que fue la desnazificación oficial, como proyectar películas y mostrar fotografías sobre los campos de exterminio. En otro momento, le encara ante un superviviente – también austríaco – de Mauthausen. Y también dispara algunas preguntas comprometidas sobre algunas situaciones concretas que permanecen nebulosas en la memoria del protagonista.

Las preguntas que lanza el director no sirven para doblegar la mente de este nazi tozudo (como mínimo externamente, aunque sí nacen unos extraños dolores bucales, que Schwaiger define como psicosomáticos). Pero aunque las respuestas del ex-SS sean noes, las preguntas van dirigidas a todos los espectadores, y en general señalan a esa sociedad española que permitió y permite que los nazis se refugien en su país como si nada hubiera pasado. Una mezcla de hipocresía e ignorancia, una España muy negra, que encuentra su refleja en esta Marbella corrupta el extremo, punto de refugio y encuentro de antiguos SS y fascistas de todo tipo (entre otros elementos de destacable curriculum).

Desde un punto de vista histórico, podríamos seguir tirando del hilo. Por ejemplo, no se ha hecho en España ni un documental, ni un reportaje mínimamente conocido sobre algunos ilustres nazis aquí cobijados. Quizá uno de los caso más increíbles sea el de Ante Pavelic, presidente de Croacia durante 1941-45, responsable máximo del exterminio de decenas de miles de víctimas y del campo de exterminio de Jasenovac, quien murió en Madrid (1959) sin ser juzgado y los familiares del cual aún viven en España (1), sobrantes de dinero. Aún hay camino por recorrer aunque en algunos casos ya es demasiado tarde para empezarlo.

Pasado nazi, presente multicultural

Otro documental que abordó el pasado austriaco fue The end of the Neubacher project de Marcus J. Cerney. Sin ser tan contundente y redondo como el anterior, es la – ya habitual – mirada de un joven realizador a su entorno familiar, hasta redescubrir que su abuelo Hermann fue miembro destacado del partido nazi austríaco, alcalde de Viena en el comprometido periodo del Anschluss. Entierros, fotografías recortadas, de nuevo respuestas negativas para girarse hacia el oscuro pasado que sólo aportan dudas y angustias a los herederos del presente.

Y como aportación de nuevas miradas, Exile Family Movie de Arash T. Rihai. Otro retrato familiar ya en pleno siglo XXI, huída de una familia iraní de la represión – ¿otro tipo de fascismo? – cultural de su país. Los nuevos austriacos rompen con las severas normas del Islam, sin perder sus raíces, mezclándose en la sociedad europea, que como hemos visto, aún tiene sectores rezagados en su oscurantismo nazi. Rihai culmina un documental sin pretensiones estéticas, lleno de emociones y de seres humanos desbordados por los acontecimientos sociopolíticos, que se ven obligados a preguntarse por el sí de su existencia a diario, y que encuentran en la película un modo de canalizar esos pesados interrogantes.

– – –

(1) La hija de Ante Pavelic, Visnja, presente en un acto político en Madrid en el 2007. En la web The Pavelic Papers puede encontrarse uno de los mejores estudios sobre el dictador y su etapa final en España.

2 Comentarios

  1. Antonio 07/05/2008 | Permalink

    El anterior trabajo de Gunter (Santa Cruz, por ejemplo…) me cautivó. Simple, directo y duro.
    Este no tuve el placer de verlo de forma integra, quizás por que el sistema de distrubución no ha llegado a cierto sector del documental, (especialmente en “provincias”) pero si he visto trozos en distintos reportajes.
    Pero en cuanto al reportaje tengo que decir que si se han hecho algunos reportajes (especialmente de investigación) sobre el tema. Por ejemplo nombro el realizado por Carlos Estévez y emitido por Antena 3 “Nazis en España” que se centra especialmente en la figura de Leon Degrelle político y militar nazi que fué acogido en España durante el franquismo y se le dió nacionalidad española.

  2. overagain 07/05/2008 | Permalink

    Precisamente Degrelle es un personaje que aparece en el documental de Gunter, donde un grupo de nostalgicos del regimen asisten a una conferencia que trata sobre susodicho tipo, sino me acuerdo mal.

    Curioso que la cadena de TV española Antena3 pase reportajes, no sabia que iban más alla de los Simpsons y hacer el gilipollas 24 horas al dia 365 dias al año. Una vez – la unica que recuerdo – emitieron un documental (bueno, un producto que ellos catalogaron como tal), se titulaba David Beckham. Visto como trabajan sus periodistas, habiendo conocido el nivelazo y la calidad humana de sus jefes, el bajisimo nivel cultural que tienen, el morbo y la mierda que los motiva… lamento tener que poner en duda cualquier cosa que se emita en esta cadena, aun sin haberlo visto, pues su credibilidad como empresa es menor a cero. Sin querer ofender al periodista citado. Sobre el tema concreto sobre fascistas en España podrian empezar por preguntar en la misma redaccion de Antena3, quiza saltaba la sorpresa.

SUSCRIPCIÓN

Suscribirse a la newsletter

Redes sociales y canales de vídeo

  • Facebook
  • Twitter
  • Vimeo
  • ETIQUETAS

    ARCHIVO