15M audiovisual

Las continuas y masivas protestas de la ciudadanía surgidas después de la manifestación del 15 de mayo de 2011 en España han ido acompañadas de todo un apoyo y coordinación a través de la red. El audiovisual ha tenido un rol destacado en este aspecto. A menudo realizadores/as, montadores/as, camarógrafos/as o artistas visuales son los que han llevado a cabo la tarea más destacada en la creación de los vídeos.


    Post2PDF

Nada nuevo vamos a aportar si hablamos de la importancia de las nuevas teconologías y las redes sociales en la organización y extensión de protestas y reivindicaciones sociales en los últimos años. SMS, blogs,  webs, Youtube, facebook, twitter… Ya no es una novedad sino un hecho constatado: la información creada por agentes no habituales corre a una velocidad imparable a través de todos ellos, superando las barreras legales y  las versiones oficiales. Esta contrainformación, que hace una década no iba más allá de fanzines y programas de radio alternativos, ha ganado en poco tiempo mucho terreno a la desacreditada información de los medios tradicionales. Este nuevo modo de informarse y autoorganizarse para participar en el momento político de un país lo pudimos vivir en España en los cuatro días que fueron del fatídico jueves 11 al domingo 14 de marzo de 2004 después del atentado en Madrid, lo pudimos comprobar este último año en las diversas revueltas de los países árabes, y lo pudimos constatar de nuevo en España este último mes.

Las continuas y masivas protestas de la ciudadanía surgidas después de la manifestación del 15 de mayo de 2011 en España, generalizadas bajo el nombre  de “movimiento de los indignados”, ha ido acompañada de todo un apoyo y coordinación a través de la red. El audiovisual ha jugado su rol y en algunos momentos ha sido importante. Por lo que hemos podido comprobar con nuestros propios ojos (ciudad de Barcelona) la generación de imágenes y vídeos ha ido a cargo en muchas ocasiones de profesionales del sector, a menudo implicados en las comisiones de audiovisuales del movimiento. Así como algunos vídeos han surgido de la espontaneidad de un ciudadano a menudo realizadores/as, montadores/as, camarógrafos/as o artistas visuales son los que han llevado a cabo la tarea más destacada en la creación de los vídeos, algunos de ellos de gran impacto y buena realización. Es el caso del vídeo de los agentes de policía infiltrados. El autor, un realizador, lo retiró de Youtube 24 horas después de subirlo, cuando tenía más de 200.000 visitas, varias réplicas y, lo más importante, ya estaba en boca de la clase política la polémica que las imágenes habían generado. El realizador captó con precisión las reacciones de unos policías infiltrados entre verdaderos manifestantes cuando fueron detectados como falsos manifestantes y aislados de la protesta.

El vídeo no cumplió con el objetivo principal que se proponía, demostrar que los policías disfrazados de rebeldes habían iniciado actos violentos para justificar así una carga policial, pero generó gran atracción en la red por otros motivos. Más allá de hechos curiosos descubiertos por los usuarios a base de mirar y remirar el clip (las porras extensibles escondidas en sus puños o los falsos corredores de footing dando misteriosas vueltas dentro de la manifestación) lo sobresaliente del vídeo son las reacciones de esas personas, las caras de consternación al ser descubiertos, los gestos de sus cuerpos, de sus manos, que delatan una gran incomodidad y una voluntad de desaparecer del escenario lo más rápido posible.

La colección de vídeos de estas fechas nos deja muestras de solidaridad, de denuncia, de difusión de información o de propaganda. Como este “grito mudo” en Madrid ante el posible desalojo de la Puerta del Sol el día anterior a las elecciones autonómicas y municipales del 22 de mayo. O un intercambio de cánticos reivindicativos entre dos andenes del metro en Barcelona así como otro grito, el de “¡Auxilio!” de un joven diputado de 28 años, Gerard Martí Figueras, quien huía con miedo de sus ciudadanos y pasaba del anonimato general a la fama a través de internet. También esta reflexión titulada Vídeo-derivas de Flavio G. García sobre la constante creación de imágenes por parte de los ciudadanos.  Destacar el trabajo de seguimiento de los eventos de la televisión libre Okupem les Ones – La Tele o del nuevo periodismo surgido de Periodismo Humano. También a la colección podemos agregarle unos cuantos vídeos de tergiversación televisiva, como la negación de la realidad en Televisión Española durante una noticia y la contra-censura replicada en internet por los indignados, en este caso españoles residentes en Inglaterra. O la burdísima manipulación de TeleMadrid mezclando imágenes violentas de manifestaciones griegas intentando hacerlas pasar por españolas, superadas por las chulescas disculpas de la periodista al día siguiente. En el ámbito televisivo quizá el vídeo más ridículo fue la estrambótica entrevista llevada a cabo por la cadena Intereconomía en Plaça Catalunya a un supuesto participante de la acampada.

SUSCRIPCIÓN

Suscribirse a la newsletter

Redes sociales y canales de vídeo

  • Facebook
  • Twitter
  • Vimeo
  • ETIQUETAS

    ARCHIVO