Con la etiqueta
cine asiático

Crude oil

¿Qué es la última obra de Wang Bing? Una película inabarcable, una instalación-mantra, una extravagancia… Catorce horas de un retrato desapasionado de un trabajo en el desierto que alimenta al sistema.

BAFF: ¿Dónde está la casa de mi familia?

Varias películas exhibidas en el 10º Barcelona Asian Film Festival no han hecho sino confirmar ese resquebrajamiento embrionario, esa crisis en el hogar, esa manifestación de algunos de los temores e inseguridades universales cuando llueve sobre mojado.

Naomi Kawase. El cine en el umbral

De la hornada de libros fruto de la programación del Festival de Las Palmas 2008 sobresale Naomi Kawase. El cine en el umbral editado por José Manuel López. Kawase entraría en la lista de directores casi inéditos en España (no se había estrenado ninguna película suya en nuestras pantallas comerciales hasta que a finales del año pasado llegó El bosque de luto) que sin embargo ya puede presumir de tener quien la ha estudiado en castellano.

In Public

En el año 2000, el Festival Internacional de Cine de Jeon Ju (Corea del sur) propone a los realizadores Tsai Ming-Liang, John Akomfrah y Jia Zhang-Ke filmar tres piezas cortas en formato digital para configurar posteriormente un largometraje. Así, Zhang-Ke, perteneciente a la llamada Sexta Generación del cine chino, filmó In Public, una pequeña gran obra documental en la que retrata lugares públicos de la ciudad minera de Datong.

He Fengming

Si nos atenemos a su aspecto más funcional o práctico, el “caso” Wang Bing pone en evidencia que la crítica cinematográfica todavía sirve para algo. Sin la reivindicación entusiasta por parte de ciertos escritores de cine, sobre todo franceses, difícilmente la obra de este cineasta chino, cuya tarjeta de presentación fue un documental de nueve horas de duración Al oeste de las vías, hubiera trascendido algún festival especializado.

Tarachime (Nacimiento/Madre)

Ante todo, Tarachime es una celebración de la maternidad, filmada en el momento en que es posible la conciliación con la figura materna, cuando ya están superados los viejos reproches. Y también en el momento, en el que la directora parece redescubrir el mundo a medida que se lo muestra a su hijo.

Apichatpong Weerasethakul

“Había una vez…”, con esta frase de cuento de hadas se cimienta la primera película de Apichatpong Weerasethakul y de paso todas las que la suceden, considerando la primera escena de una filmografía como una declaración de principios, podemos detenernos e intentar comprender desde este, en apariencia, desafortunado incidente entre el director y su personaje, la pulsión renovadora del lenguaje cinematográfico de este joven realizador tailandés.

Tie Xi Qu (Al oeste de las vías)

Cuando Wang Bing empezó a filmar – finales de 1999 – no tenía las ideas muy claras y no imaginaba la forma que finalmente desarrolló. Él mismo reconoce que no hubo demasiada preparación. (3) El sistema que adoptó es muy largo, laborioso y cualquier productora lo consideraría muy poco práctico, seguramente inviable. Además, sus medios eran muy escasos para llegar a construir tal monumento: una limitada minidv de Panasonic, sonido registrado directamente desde la cámara y una grabación totalmente en solitario.

SUSCRIPCIÓN

Suscribirse a la newsletter

Redes sociales y canales de vídeo

  • Facebook
  • Twitter
  • Vimeo
  • ETIQUETAS

    ARCHIVO