Con la etiqueta
ficción

Independencia

A medio camino entre la hipótesis cine-científica, el acercamiento lúdico y la reinvindicación política, el proyecto, tan cinematográfico como político de Martin pasa por imaginar un cine filipino que nunca existió, y así reinvindicar una identidad filipina usurpada por las sucesivas dominaciones extranjeras.

Je veux voir

Catherine Deneuve no es cualquier rostro y El Líbano no es cualquier territorio, pese a los noticiarios. La construcción del filme posibilita un encuentro entre ellos, Mroué mediante, y este cruce acaba alzándose como una de las reivindicaciones del filme: la necesidad urgente de esa acción aproximativa junto al reclamo universal en boca de Deneuve: “Je veux voir (Quiero ver)”.

Entre les murs

El verdadero valor documental del filme no será cuestión de superficie, es decir, cinéfila, sino que radica en su capacidad para mostrar la culminación en el presente de un problema histórico sin resolver.

Aquele querido mês de agosto

Miguel Gomes radiografía el folclore estival portugués en Aquele querido mes de agosto (2008). Simultáneamente propone una ficción romántica que no tendría sentido, o al menos no semejante poder de fascinación, si no se hubiera ido dibujando profundamente sobre el contexto humano, social y cultural donde se representa.

Andres Veiel. El sismógrafo alemán

Andres Veiel fue uno de los protagonistas del 15º Festival Internacional de Cine Independiente L’Alternativa, celebrado en Barcelona del 14 al 22 del noviembre pasado. El festival quiso reconocer su trayectoria como documentalista, le invitó a ofrecer una clase magistral y proyectó cinco de sus trabajos.

Glauber Rocha. El infierno es demasiado dulce

El Festival L’Alternativa de Barcelona ha ofrecido una retrospectiva del brasileño Glauber Rocha, quien es considerado como uno de los mejores directores brasileños de todos los tiempos. Su influencia cinematográfica es fácilmente detectable en el nuevo cine brasileño de los Walter Salles o Fernando Meirelles.

Dos Mundos. Larisa Shepitko

En su obra, palpita un malestar, una angustia existencial: como un interrogante mudo, con el que Larisa Shepitko dirige su mirada hacia la sociedad rusa que quedaba cerrada por mucho tiempo: es la estagnación. En este tiempo de glaciación de las consciencias, Larisa y su compañero, Elem Klimov, siguieron levantando acta (como pudieron) del mal momento que les tocó vivir.

BAFF: ¿Dónde está la casa de mi familia?

Varias películas exhibidas en el 10º Barcelona Asian Film Festival no han hecho sino confirmar ese resquebrajamiento embrionario, esa crisis en el hogar, esa manifestación de algunos de los temores e inseguridades universales cuando llueve sobre mojado.

Redacted

De Palma configura un mapa de posiciones, posiciones que son lugares de la mirada, para desarticular la lógica del absurdo: la lucha irreflexiva contra un enemigo ya aniquilado. Y aquí comienza el juego.

En la ciudad de Sylvia. Políticas de la mirada

Un viaje a una ciudad, un hotel, la persecución de alguien por un voyeur, la acción de En la ciudad de Sylvia (2007) de José Luis Guerín es mínima, esquemática y abstracta, se sugiere una cierta acción y apenas se esbozan los personajes.

Last Days

«Al principio, he de confesar que tenía mucho de biografía, pero me di cuenta de que era el camino equivocado. Explicar una vida es imposible. Se trata de los días perdidos de una existencia breve e intensa». (1) Tras la vacilación, Gus Van Sant lo vio claro. Tomar un suceso —la muerte de Kurt Cobain—, […]

Apichatpong Weerasethakul

“Había una vez…”, con esta frase de cuento de hadas se cimienta la primera película de Apichatpong Weerasethakul y de paso todas las que la suceden, considerando la primera escena de una filmografía como una declaración de principios, podemos detenernos e intentar comprender desde este, en apariencia, desafortunado incidente entre el director y su personaje, la pulsión renovadora del lenguaje cinematográfico de este joven realizador tailandés.

Offside

Panahi ya había tratado la falta de derechos de la mujer iraní en El círculo, película profundamente dramática. Sin embargo, aquí da un giro de 180º y se instala en la comedia para hacer una radiografía de la sociedad iraní, que va más allá del fútbol y critica, mediante una situación absurda, el radicalismo sexista de su país.

SUSCRIPCIÓN

Redes sociales y canales de vídeo:

Facebook

Twitter

Vimeo

ETIQUETAS

ARCHIVO